Historias del día a día dirán algunos.  Una anécdota que contar dirán otros. La realidad es que lo que pasa en la Federación de Baloncesto de Castilla-La Mancha no pasa en ningún lado. Lo que os traemos hoy sucede en un partido vibrante, de mucha emoción, donde los últimos cinco minutos fueron de alta tensión. Fue en Talavera (Toledo) este pasado domingo.

Se enfrentaban, en categoría junior, CEI Toledo y Talavera.  Nos cuenta Ruben Espeso, entrenador del equipo toledano, que se llevo a cabo la «la táctica del conejo» del gran Manel Comas, los jugadores toledanos únicamente se pusieron arriba en el marcador a 6 segundos para finalizar el encuentro y con esa canasta sellaron una gran remontada.

El resultado: 62-63 para los visitantes que les acerca a la clasificación de la fase final de la competición.

Pero… ¿Cuál es la historia? Pues como bien reza el titular este partido es noticia por la cantidad de faltas y tiros libres que hubo durante el partido. Exactamente, podemos decir y confirmar que hubo 71 faltas y 117 tiros libres. En un partido donde los jugadores aún están aprendiendo, formándose. Chicos de 16, 17 o 18 años.

Un hecho curioso, insólito, difícil de ver.

El entrenador del CEI Toledo nos comenta que nunca le había pasado algo así pero confiesa que no cree que haya habido mala fe por parte de los árbitros. Simplemente, la situación, les superó.

El acta del partido:

Hoja de anotación del partido
Hoja de anotación del partido

Nota del autor: Entiendo, comprendo y estoy al tanto de la situación que hay con el arbitraje y con el baloncesto en Castilla-La Mancha pero este artículo está enfocado solo a este partido. En breve, intentaré realizar algo más elaborado que analice lo que pasa con el baloncesto de esta región. Gracias a Ruben Espeso y al CEI Toledo por facilitar los datos. 

Foto: La imagen no corresponde con el partido, es ilustrativa. Cedida por el CEI Toledo