71-88 en Lituania. El Real Madrid no afloja. En esta ocasión los de Pablo Laso ganaron en Kaunas ante un Zalgiris que ‘desapareció’ tras el descanso y a consecuencia de la asfixiante e intensa defensa del conjunto blanco encabezada por Marcus Slaughter, protagonista antes y durante el partido.

A la espera de que llegue el pasaporte cotonou que permita a Pablo Laso contar con el interior estadounidense para todos los partidos, Slaughter ha querido mostrar en tierras bálticas todo lo que puede dar al Real Madrid. Con él en pista el equipo sube un peldaño en intensidad defensiva, lo que les permite recuperar balones y salir al contraataque. El tercer período fue una buena muestra de lo que el americano puede aportar a los de la capital de España, y es que fue ahí donde vimos su mejor versión y el Madrid la aprovechó para distanciarse en doce puntos de sus rivales. Del 47-47 con el que se llegó al descanso se pasó del 60-72 al término del tercer acto.

Pero no solamente fue decisivo durante el tercer período Marcus Slaughter. Si el americano estuvo inmenso en defensa, Rudy Fernández lo estuvo en ataque. El alero balear parece haberse reencontrado con su mejor versión y últimamente los partidos del Real Madrid acaban con exhibición para el canterano de la ‘Penya’. Durante el tercer parcial de partido Rudy sumó 11 puntos (con tres triples), dos recuperaciones, una asistencia y 17 de valoración. Slaughter frenó a los bálticos y Fernández les ‘hundió’.

El Madrid supo administrar el +12 en el último período y mantuvo una buena defensa que impedía al Zalgiris anotar con facilidad. De los 47 puntos encajados en la primera parte, los blancos pasaron a encajar solamente 24 en la segunda. La victoria madridista nació desde la intensa defensa de Slaughter y la clase y acierto de Rudy en un tercer período para enmarcar. Uno más…

Rudy fue el jugador más valorado del partido (24) gracias a sus 17 puntos, 2 rebotes, 2 recuperaciones y 3 asistencias en 27:49 minutos. No obstante, Slaughter (12 de valoración) fue igual de decisivo. El dato que lo demuestra: Con Marcus, que estuvo en pista 21 minutos, el Real Madrid sacó una renta de 17 puntos. Es posible que a partir de ahora veamos más a ‘Masacre’.