El australiano Ryan Broekhoff parece que tiene muchas papeletas para ser una de las piezas más perseguidas del mercado veraniego en Europa. Las últimas informaciones desde Turquía indican que el Anadolu Efes ha sido el último club europeo en sumarse a la lista de interesados.

Varios rumores apuntaban a que había al menos otros dos equipos, Maccabi Tel Aviv y Olympiacos, que habían mostrado interés por él, y también se habló hace unas semanas de que estaba negociando con el CSKA de Moscú, aunque no llegaron finalmente a un acuerdo.

En la situación de parón actual los dos equipos supuestamente interesados han negado que hayan realizado aún una oferta por el alero australiano, pero no el interés. Y es que no cabe duda de que su perfil le hará ser una de las piezas más interesantes del mercado.

Ryan Broekhoff es un jugador especializado en el lanzamiento exterior. En sus dos últimas campañas en Estados Unidos su porcentaje de acierto se ha mantenido por encima del 40% en triples a pesar de no haber tenido un rol habitual en la rotación. No es un gran defensor, pero su altura está justo por encima de los dos metros y tiene buen tamaño para cubrir espacios.

Antes de probar suerte en Estados Unidos jugó sus cinco temporadas anteriores en Europa, entre el Besiktas y el Lokomotiv Kuban. En una de esas temporadas en el Lokomotiv Kuban participó en Euroliga, mientras que en las otras cuatro lo hizo en la Eurocup.

Broekhoff tiene 29 años, fue internacional con Australia en la Copa del Mundo de 2014 y los Juegos Olímpicos de Río 2016. No formó parte del combinado nacional en la Copa del Mundo de 2019 porque acababa de ser padre y renunció, pero estaba en la lista preliminar para los Juegos de Tokio 2020. Y ahora está en la lista también de varios de los grandes de Europa.

Los Juegos de Tokio ya tienen fecha exacta de celebración en el próximo verano