Llegó a Valencia el pasado mes de septiembre, pero su etapa allí apenas duró dos meses.  Se especuló con un posible regreso a la NBA con los Lakers o los Thunder pero finalmente decidió aceptar la propuesta que se le presentó encima de la mesa desde China. Y allí encontramos actualmente a Dwight Buycks, el fichaje que decepcionó en Valencia.

Dwight Buycks, base de 25 años y 1.91 metros de altura, está jugando a los servicios del TianJin Steel desde el pasado mes de diciembre. Actualmente su equipo ocupa el decimotercer lugar de la clasificación con un negativo balance de 13 victorias y 23 derrotas pero él ya está nuevamente feliz tras haberse reencontrado con su mejor versión, la misma con la que años atrás maravilló en Francia con el Gravelines.

Y así lo demostró en el último partido del TianJin Steel, donde a pesar de la derrota ante el Jilin Northeast Tigers que entrena el español Curro Segura Buycks firmó su mejor actuación desde que aterrizó en China: sumó 37 puntos, 10 rebotes, 6 asistencias y 45 de valoración. Una auténtica barbaridad.

Después de haber disputado los últimos 16 partidos de la liga China, encontramos a Buycks entre los jugadores más destacados de la competición. Sus promedios: 26,8 puntos (53,1% en tiros de dos y 37% en triples), 5,4 rebotes, 5,1 asistencias, 2,3 recuperaciones y 21,8 de valoración en 37.8 minutos por partido.

En su equipo, el TianJil Steel, también encontramos a dos viejos conocidos en el Viejo Continente: Shelden Williams (que jugó en Francia una temporada) y al lesionado Quincy Douby, ex-jugador del UCAM Murcia.