La Liga China suele dejar actuaciones individuales muy llamativas. Pero pocas a la altura de la que ha firmado Pierre Jackson, base estadounidense de 27 años que militó el curso pasado en el Maccabi de Tel Aviv, que se fue hasta los 67 puntos (con una serie de 18/26 en tiros de campo y 21/24 en tiros libres), 10 asistencias y 8 rebotes.

Jackson, de 1.78 metros de altura y que promedió 14 puntos por partido en la Euroliga con el Maccabi la última campaña, marcó las diferencias en un duelo que no obstante su equipo, los Beijing Dragons, no pudo ganar ante los Shenzhen Leopards, que se impusieron por 137-136.