Nuevo capítulo en el serial en el que se ha convertido el futuro de Dario Saric. No, esta vez no tiene nada que ver con su padre. Tampoco ha hablado su representante. Esta vez ha hablado él y lo ha hecho sobre la pista. ¿Cómo? Clasificando a su actual equipo, la Cibona, para la Euroliga.

Lo hizo con una de sus ya habituales grandes actuaciones: 21 puntos, 15 rebotes y 6 asistencias para tumbar al Estrella Roja. ¿Qué implica esto? La Cibona se mete en la Final de la Liga Adriática y se clasifica automáticamente para la máxima competición continental.

Su agente, Misko Raznatovic, dijo recientemente que su idea era que Saric compitiese alguna temporada en la Euroliga antes de dar el salto a la NBA. Esto hizo que se disparan las especulaciones, ante el supuesto interés del Real Madrid y el Barça en la perla balcánica.

Pues bien. Ya tiene Euroliga… y en casa. Su Cibona, que pide más de un millón de euros por su traspaso, está clasificado. ¿Una despedida perfecta o una oportunidad para quedarse en Croacia?

1 Comentario

Comments are closed.