Luis Scola no jugará más en la Euroliga. Ni en el Armani Milan, su equipo la pasada temporada, ni en ningún otro club. El conjunto transalpino lo ha hecho oficial en una nota en la que incluye palabras de Scola, donde explica su decisión:

«He decidido no jugar más en la Euroliga, ni en Milán ni con otro equipo. Quiero agradecer a Olimpia por darme esta oportunidad, fue un año divertido en el que experimenté un buen ambiente en el que me sentí como en casa. Por otro lado, no he decidido si retirarme del baloncesto para siempre o seguir jugando en otra competición. Tomaré una decisión final durante las próximas semanas ”.

Esta temporada Scola había promediado 9,2 puntos, 4,4 rebotes y 8,5 de valoración en 19 minutos de juego de media con el equipo de Ettore Messina. Su tope fueron los 20 puntos que anotó frente al Maccabi en la jornada 9, con 25 de valoración.

¿Qué hará Scola ahora? Parece claro que el único reto que le queda por delante son los Juegos Olímpicos de Tokio, aplazados a 2021. Y lo que es seguro es que no volverá a la exigente Euroliga. Si decide seguir jugando con los JJOO en mente, una opción podría volver a ser una preparación exclusiva para dicha competición, como hizo en la antesala del Mundial. Varios meses antes de la Copa del Mundo, Scola se retiró a una casa con gimnasio y cancha y, junto a un preparador personal, se puso a tono para la cita, a la que llegó a un gran nivel. ¿Repetirá experiencia, se retirará o le veremos en otra competición?