Siempre fue un placer verle jugar en España. Unicaja de Málaga, Real Madrid, el por entonces Cajasol de Sevilla y Estudiantes. Tenía un talento anotador espctacular… que no ha perdido.

Hace unos días os contábamos las últimas novedades de ‘Sweet Lou’. Seguía jugando en una liga local en Washington (Estados Unidos), su lugar de origen. Rodeado de su familia y ya lejos del profesionalismo de élite… pero manteniendo su esencia. Ese espíritu competitivo que le hacía un jugador de primera línea.

Bullock clasificó a su equipo para la final de Liga con una gran actuación. Pero es que en la gran cita directamente destapó el tarro de las esencias para llevar a su conjunto, el Jugganot, al título (79-64). Anotó 30 puntos (con seis triples), capturó cuatro rebotes y recuperó 5 balones. Una exhibición para hacer campeones a los suyos.

Bullock

Después el propio Bullock reconocía su satisfacción a través de su perfil de twitter. Un mito que no pierde el deso de jugar al baloncesto.