Paul Pierce es una leyenda de su franquicia y uno de los jugadores más importantes de su generación… pero no es conocido por ser un gran matador. De entre todos sus talentos, el salto vertical no era uno de ellos. Es posible que Pierce termine entrando en el Hall of Fame del baloncesto, pero no lo hará en el de matadores.

Año 1995, McDonald’s All American. Los mejores jugadores de instituto de Estados Unidos se reúnen para demostrar sus talentos en un partido, y en medio de aquel evento se organiza también un concurso de mates. Por lo visto, alguien debió convencer a Paul Pierce de que participase. Sus rivales:

  • Kris Clack, un alero que fue drafteado en 1999 pero desarrolló la mayor parte de su carrera jugando en Italia para Pallacanestro Reggiana, Basket Napoli y Juvecaserta Basket.
  • Un tal Vince Carter.

Digamos que uno de los tres participantes hizo un concurso espectacular. No fue Paul Pierce, aunque su actuación también es digna de ver… por otros motivos.

Te puede interesar

Pocas veces se ha visto tanto talento junto en un concurso de mates, y menos tratándose de una competición celebrada fuera de Estados Unidos. Y pocos podrían imaginarse también que Luis Scola habría participado alguna vez en un concurso de este tipo. Y, sin embargo, así fue, tal y como nos recordaba recientemente BasquetArgentina.

Los participantes del concurso de mates, que se encuadraba dentro del Juego de las Estrellas de la Liga Nacional de Argentina de 1998, fueron los siguientes:

  • Manu Ginobili
  • Andrés Nocioni
  • Luis Scola
  • Leo Gutierrez
  • Andrés Pelussi
  • Andrés Anticevic
  • Marcelo Mangiacavalli

Scola (en la realización escribieron «Escola»), quien ya había firmado por el Baskonia y se incorporaba al finalizar esa temporada al equipo español, fue el primero en iniciar la competición. Le siguieron Leo Gutiérrez, Nocioni y Ginobili.

Un concurso de mates con un trío argentino de oro: Ginobili, Nocioni y Scola. Entre otros… (Vídeo)