La realidad supera muchas veces la ficción.

Si alguna vez te has preguntado si sería posible anotar en un partido con la cabeza… estás a punto de descubrir la respuesta. La acción, que recoge Ashlyn Vandiver en su cuenta de twitter, ha sucedido en Estados Unidos. Un ataque poco claro, con un pase cuando un jugador se disponía a lanzar la suspensión desde el poste alto, entonces un compañero desvía el balón… y de repente… canasta.

Y el anotador se marcha a defender como si nada. Increíble.