La historia de Mario Kasun está llena de momentos curiosos. La historia de cómo fue elegido en el Draft sin haber podido jugar un solo partido en la NCAA, de cómo fue cortado por el RheinEnergie Köln tras disputar un solo encuentro o de cómo terminó jugando en el equipo de veteranos del Barça con solo 35 años.

En España le recordamos principalmente por su paso por el FC Barcelona. Su etapa con los Orlando Magic no le permitió terminar de consolidarse y actuaciones como las del Eurobasket de 2005 invitaban a pensar en un jugador dominante para el futuro.

Tenía opciones, pero elegí Barcelona porque es una gran ciudad, tiene un buen entrenador y creo que puedo crecer como jugador. Este club tiene mucha historia, en fútbol y en baloncesto, por lo que para mí fue un honor que insistiesen tanto en mi fichaje”.

Dos temporadas con el Barça en las que fue de menos a más (9.6 puntos y 3.9 rebotes en la Euroliga 07/08). Para el recuerdo los 29 puntos que anotó ante el Pau Orthez, su mejor partido como blaugrana.

Su carrera siguió ligada a equipos de la Euroliga. Anadolu Efes, una brillante temporada en el KK Zagreb (15.7 puntos y 7.6 rebotes) para terminar su carrera al máximo nivel en el Montepaschi Siena.

En 2014 dejó Italia y terminó jugando en EBA con el AEC Collblanc a la espera de una llamada de categoría superior que no terminaría llegando. Empezó la temporada siguiente jugando con los veteranos del Barça aunque algunos de sus rivales como Lucas Victoriano o Lucio Angulo lo veían para más.

«Kasun está para jugar profesionalmente. Tiene que ponerse obviamente en la rutina de entrenar todos los días pero jugando está enorme el tío. Corre contraataque, tira de 3 puntos, carga al rebote muy bien, tiene buenas manos para finalizar y machaca sin contemplaciones. Un animal!»