El de Milos Teodosic ha sido uno de los grandes movimientos del verano. El base serbio ha fichado por la Virtus Bolonia, donde ha sido recibido como un auténtico crack. Es una de las piezas fundacionales sobre las que el equipo italiano quiere volver a la élite y él no rechaza los galones. Esto es lo más destacado de su presentación:

“La Euroliga es uno de los motivos por los que estoy aquí. Creo que este equipo tiene que ser parte de la competición. Debemos estar ahí lo antes posible, empezando desde la Eurocup, siendo finalistas. Virtus merece estar ahí por su tradición”, dijo en su presentación.

“No esperaba un recibimiento tan caluroso. Llego a un gran club, con una historia importante, pero estoy aquí para llevar a la Virtus incluso más arriba”. En Italia coincidirá con otro serbio en el banquillo, Sasha Djordjevic, otro de los motivos que han llevado a Teodosic a la Virtus. “La primera vez que hablé con él de la Virtus fue en febrero. Solo hicieron falta un par de horas. No necesitaba que me convencieran para jugar aquí en Bolonia”.

“En la primera Final Four que vi en mi vida estaba la Virtus jugando y tenían un equipazo con campeones como Nesterovic, Danilovic y Ginobili. Quiero devolver a este equipo a su gloria anterior”.