Impactante lo ocurrido en la ABA (anteriormente conocida como Liga del Adriático). El duelo entre el Levski Sofia y el Partizan vivió una batalla campal desde la grada, algo que jamás debiera suceder. Y menos aún en un evento deportivo.

Tal y como expone el portal italiano Sportando, los aficionados del equipo búlgaro (que perdió claramente el partido, 98-66) detuvieron el partido y comenzaron a generar incidentes en una parte de la grada -mientras la otra permanecía atónita-, lo que obligó a intervenir a los jugadores pidieron calma y conteniendo la furia de los seguidores. Y por supuesto a la policía para aplacar todo intento de violencia.

Triste lo ocurrido.