Un gigante de sólo 16 años.

Su nombre es Connor Vanover, hace tiempo que los medios norteamericanos le siguen la pista y es que a su temprana edad ya alcanza los 2.21 metros de altura. También le siguen varias universidades y, por el momento, está jugando en Arkansas Baptist, un ‘High School’ americano.

No es solamente un interior que intimida en defensa y que anota bajo del aro, está coordinado para el tamaño que tiene y ha mejorado mucho en el apartado táctico y técnico del juego en los últimos meses. Además, es eficaz desde la media distancia. Sin duda, por sus características, un interior a tener en cuenta y al que auguran un prometedor futuro desde los Estados Unidos.

Descubre, gracias a ‘Ball is life‘, cómo juega este chico de 2.21 metros.