A pesar de que el baloncesto español nos ha dado grandes alegrías en los últimos años, el verano de 2019 probablemente haya sido el mejor de su historia. Lo que comenzó con las chicas coronándose como campeonas de Europa, ha finalizado con los chicos logrando ser campeones del Mundo por segunda ocasión. Pero esos no han sido los únicos logros de las selecciones este verano, ni mucho menos.

Entre medias también se han disputado varios torneos por selecciones inferiores, y los resultados han sido igualmente destacados. Ningún país puede presumir de un verano así de exitoso a nivel de selecciones. Estos son los logros conseguidos:

Sub-16

Chicas: Bronce (Europeo). Tras ejercer como una de las jugadoras más destacadas de la Selección Española durante todo el campeonato, la andaluza Marta Morales cerró el campeonato no solo con la medalla de bronce sino con su inclusión en el quinteto ideal del Europeo.

Chicos: Oro (Europeo). El español Rubén Domínguez fue elegido MVP del torneo mientras que Juan Núñez le acompañó en el quinteto ideal. Es el quinto título continental para España en la categoría

Sub-18

Chicas: 5º (Europeo). Una derrota por la mínima llevó a las chicas a cruzarse en cuartos con la mejor generación italiana de los últimos tiempos. Ante Alemania, España consiguió la 5ª plaza continental.

Chicos: Oro (Europeo). Los de Javier Zamora jugaron uno de sus partidos más grises del torneo pero desde la defensa y con un gran Santi Aldama en el tercer cuarto fueron capaces de derrotar a Turquía en la final.

Sub-19

Chicas: Bronce (Mundial). España cayó en semifinales contra Australia. Supo reponerse a esa derrota y a un mal comienzo contra Bélgica (que en la semis plantó cara a Estados Unidos) para llevarse la medalla de bronce. La selección sub-19 para el Mundial, analizada una a una por uno de sus entrenadores.

Chicos: – (Mundial). El equipo español no participó en la cita.

Sub-20

Chicas: 5º (Europeo). Las chicas de Eric Surís solo perdieron un partido en todo el torneo, en el cruce de cuartos de final contra Italia, equipo que terminó proclamándose campeón de Europa. España ganó a Serbia en la lucha por el quinto puesto.

Chicos: Plata (Europeo). Después de un gran torneo que volvió a poner a Carlos Alocén en el punto de mira de los ojeadores, la selección española sucumbió en la final ante la anfitriona, Israel, liderada por uno de los mejores jugadores de su generación: Deni Avdija. 

Absoluta:

Chicas: Oro (Europeo). España se proclamó campeona de Europa por segunda vez consecutiva, algo que no sucedía desde hace 28 años. Así lo vivimos.

Chicos: Oro (Mundial). Los chicos cerraron este gran verano consiguiendo proclamarse campeones del Mundo por segunda vez en la historia, en un torneo en el que no partían entre la terna de favoritos, pero en el que fueron de menos a más y su defensa se convirtió en su gran arma. Esta fue la crónica de la final: ‘Inmortal’.

«Me encanta ver que todo el sistema, todo el grupo de nuestros equipos está trabajando en la misma línea, desde el principio con los equipos U12 y U13 hasta el primer equipo. Somos progresivos en toda la escena. Nuestra filosofía, entrando los equipos juveniles y todas las categorías hacia arriba, fue que la base del sistema sea la misma», explicaba Sergio Scariolo en declaraciones recogidas por FIBA.

Una muestra de este intento por desarrollar jugadores y prepararlos para el primer equipo es el uso de la jugada «cuernos», que se da en todas las categorías.

«Este año ha sido un buen año», dijo Scariolo, «pero los resultados no son nuestra principal preocupación. Nuestra principal preocupación es desarrollar jugadores e intenta prepararlos para el primer equipo».