Es un habitual en las categorías inferiores de la selección española y visto el buen rendimiento que tuvo en Íscar el pasado mes de diciembre es previsible que el próximo verano juegue el Europeo sub-16 con el combinado nacional. Miguel González, alero de 15 años y 2.00 metros de altura nacido en Valladolid, ha firmado un comienzo de año para enmarcar y tras brillar en el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas en enero con Castilla y León ya puede presumir a su temprana edad de haber debutado en la élite del baloncesto español con el equipo de su ciudad, el MyWigo Valladolid.

El talentoso exterior castellanoleonés es considerado el mejor proyecto de la cantera pucelana y Porfirio Físac era y es consciente de ello, por lo que decidió convocarle para el partido que enfrentaba al MyWigo Valladolid y al Club Bàsquet Prat-Joventut.

Era de esperar que debutase si el conjunto vallisoletano resolvía el choque con claridad y antes de llegar a los últimos compases, el MyWigo Valladolid ganó cómodamente (85-59) y Miguel debutó. No obstante, no salió a pista por la amplia diferencia que había en el electrónico, y es que es importante resaltar que en el primer período de partido el entrenador pucelano le señaló para que saliera a pista, provocando una sonora ovación por parte del Pisuerga.

González debutó con el dorsal 4 y tuvo mucho protagonismo: jugó 15:17 minutos e intentó tres lanzamientos desde la larga distancia (ninguno entró). Sumó 1 rebote y 2 asistencias, acabando el partido con -1 de valoración y entrando en la historia del MyWigo Valladolid al convertirse en el debutante más joven en la historia del club.

Recuerden, un alero que a sus 15 años ya alcanza los dos metros de altura, habitual con la selección y uno de los jugadores más destacados en España de la generación de 1999. Es, sin duda, la gran esperanza del futuro vallisoletano.

No te pierdas la rueda de prensa de Porfi Fisac sobre los jugadores jóvenes y el debut de nuestro protagonista:

Foto: CB Valladolid