La de los hermanos Kurucs es una de las historias curiosas que encierra el basket. Tres hermanos letones con grandes condiciones cuya formación ha estado (y sigue estando) muy vinculada al baloncesto español. Ahora, el tercer hermano de la saga, se vincula al Real Madrid y según ha informado su propio agente, Ilja, el pequeño de los Kurucs, estará a prueba con el conjunto blanco. Te situamos.

El mayor de los tres, Rodions Kurucs, es ahora jugador de los Brooklyn Nets después de haber sido elegido en el draft cuando jugaba en el FC Barcelona Lassa. En el primer equipo no tuvo demasiadas oportunidades, pero sí jugó mucho en las categorías inferiores azulgranas, a las que llegó en 2015 y se marchó en 2018 rumbo a la NBA. Ahora tiene 21 años y un futuro interesante en Brooklyn.

El mediano de los hermanos es Arturs Kurucs. Dos años menor que su hermano Rodions, Arturs llegó también a España en 2015, pero en su caso el destino fue Vitoria. Se incorporó a las categorías inferiores del Kirolbet Baskonia, con un contrato larguísimo, de 8 temporadas de duración. En febrero de 2019 debutó en Liga Endesa con el primer equipo baskonista en un duelo ante el Herbalife Gran Canaria. Es base, mide 1.89 m. y este año ha jugado en el filial del Baskonia, en LEB Plata.

El pequeño de los hermanos, Ilja, también puede estar cerca de vincularse al baloncesto español. De momento, según ha explicado su agente, Arturs Kalnitis, llegará la próxima semana para estar a prueba con el Real Madrid y participar con ellos en un torneo, justo unos días después de que su hermano mayor Rodions haya estado entrenando en la capital. El pequeño de los Kurucs nació en 2007.