Es uno de los nombres más recurrentes cuando se piensa en refuerzos para los equipos de la Liga Endesa. Quino Colom ha concluido esta temporada su cuarta temporada fuera de España. Tras su paso por Tecnyconta Zaragoza y Montakit Fuenlabrada, su explosión en la 14/15 con el Bilbao Basket (10.2 puntos y 5.6 asistencias) le abrió las puertas del extranjero donde ha seguido con su crecimiento.

Su primera parada fue el Unics Kazan. En las 3 temporadas con el equipo ruso promedió más de 13 puntos y 6 asistencias compitiendo todos los años en competiciones europeas e incluso en la Euroliga (11.3 puntos y 5.7 asistencias). Sin embargo, tras abandonar el Unics, su destino no fue un equipo de competición europea: se marchó al Bahcesir turco.

Allí, Colom ha vivido su temporada más prolífica en cuanto a puntos de su carrera. En 28 encuentros ha promediado 15.2 puntos por partido sin bajar su promedio de asistencias (6) y con una palpable mejora en el tiro exterior. Cuando dejó el Bilbao Basket, Colom no alcanzaba el triple anotado por encuentro (0.82) mientras que en su última temporada ha promediado 2.3 por partido. Una mejora que le convierte en un jugador más peligroso en ataque y que amplia su repertorio ofensivo.

La mejor muestra de su nivel la pudimos ver en las ‘ventanas FIBA’ jugando con España. No solo disputó los 12 encuentros de clasificación, lo hizo con unas medias de 13.7 puntos y 4.8 asistencias en solo 23 minutos de juego. Ganándose por derecho propio estar en la quiniela para el próximo Mundial.

Tras abandonar el Bahcesir, cuya salida ya es oficial, se vuelve a encontrar libre y en el mercado. Un jugador capaz de anotarle 27 puntos a un equipo Euroliga como el Darussafaka o de meter 7 triples en un partido… ¿le veremos de vuelta en la Liga Endesa la próxima temporada?