España- Montenegro. Segundo cuarto, quedan 9 minutos para ir al descanso. Unos segundos antes había salido a la pista pero era justo en ese momento cuando iba a anotar su primera canasta con España. El jugador es Jonathan Barreiro y ese triple no fue un triple más. Real Madrid, Ourense y Zaragoza han sido los caminos de la joven perla que ha conseguido superar la barrera de las lesiones para cumplir su sueño, debutar con la Selección Española.

Antes de jugar de blanco vistió de verdinegro y de azulgrana. Barreiro, cuando pertenecía al Sant Yago gallego jugó como invitado en diferentes torneos con el Club Joventut de Badalona y FC Barcelona. Aquellos torneos sirvieron para darse a conocer en toda España. De hecho, estuvo cerca de ganar la Minicopa con el Barça el año 2011, firmando buenos números: 8’5 puntos y 7 rebotes.

Sus padres no querían que Barreiro se marchara pronto de casa, por lo que jugó hasta el primer año de cadete cerca de su Cerceda natal. El interés hacía él se incrementaba, ya que para muchos entrenadores de baloncesto base era considerado como el mejor jugador de su generación, la del 97′. Una generación que recordemos cuenta con jugadores de la calidad de Santiago Yusta o Sergi García, por ejemplo. Terminaba la temporada 2011-12 y tenía que elegir el destino para seguir con su formación. Las mejores canteras españolas (Joventut, Madrid y Barça) le deseaban. Muchos le vestían de azulgrana después de haber disputado la Minicopa con ellos en el año 2011, aunque claro, otros le veían en Badalona después de conocer el club y a los componentes del cadete. Hubo sorpresa.

En septiembre de 2012 entra a formar parte de la cantera del Real Madrid de Baloncesto, en categoría Cadete. Su primera campaña en el conjunto blanco estuvo marcada por sus grandes actuaciones con el cadete pero también por sus numerosos minutos con el equipo Junior, llegando a disputar el Torneo Júnior Ciutat de L’Hospitalet NIJT. En este prestigioso torneo sus números, siendo un jugador de edad inferior, fueron: 5.4 puntos, 3 rebotes y 1.2 asistencias por partido.

Todo marchaba bien para él, el camino elegido estaba siendo perfecto hasta… que llegaron las lesiones.Lesiones en 2014, graves, que le hicieron frenar esa gran progesión. Solo él ha sabido lo que pasado. Dos graves lesiones de rodilla que le llevaron a perder casi un año de baloncesto. Sufrimiento en un joven jugador que se encontraba en la etapa fundamental de un deportista, el paso a la élite. A sus 17 años y 43 días el alero de Cerceda (La Coruña) se convirtió en el tercer jugador español nacido en 1997 en debutar en la élite tras el manchego Pablo Pérez y el balear Sergi García.

Fue adaptándose, aceptando todo y decidió probar en Ourense. Madurar en la pista con minutos y juego en LEB Oro. Su gran año allí provocó que en el Zaragoza se fijaran en él. Se han retrasado algunos plazos en su carrera pero sigue avanzandado en un camino que le puse muchas barreras. Jonathan disfruta en tierras mañas y por eso solo él sabe el valor de debutar en España, ante la que es ahora su afición y con un triple, algo más que un triple para el joven Jonathan Barreiro,

Porque no fue un triple más ni al inicio…

Ni al final…