Fue una de las jugadas del Mundial, un tapón para el recuerdo. Lo protagonizó Sancho Lyttle en la final ante Estados Unidos y la FIBA lo ha seleccionado entre las mejores jugadas del día. Dale al play y revívelo.