Uno de los jugadores más creativos y talentosos del siglo XXI. Steve Nash fue un base con una facilidad desorbitada para ver espacios donde parecían no existir. Su capacidad de bote y tiro era superlativa, pero aún así inferior a su verdadero talento natural: facilitar canastas para el resto. Ahí ha sido uno de los más grandes de todos los tiempos.

Las rutinas del mago: así entrenaba el tiro Steve Nash (Vídeo)

Este top 20, con sus mejores asistencias cortesía del canal ‘NBA Countdown’, es imprescindible.