NBA

El rookie explota: Partidazo y canasta ganadora para el nº5 del pasado Draft

octubre 11, 2018

¿Lo compartes?

Actualización 11 de octubre: Primer gran partido de Trae Young con los Atlanta Hawks. Con los reparos propios de la pretemporada, Trae Young ha demostrado su espectacular poder anotador: 22 puntos (4 de 8 en triples), 7 asistencias, 3 rebotes, 2 robos y un triplazo para dar la victoria a sus Atlanta Hawks ante los San Antonio Spurs (127-130).

 

Nombre: Trae
Apellido: Young
Fecha de nacimiento: 19 / 09 / 1998
Posición: Base
Altura: 6’2″ (1,88)
Peso: 180 lbs (82 kg)
Estadísticas 2017-18: 27.4 pts, 3.9 reb, 8.7 asistencias, 1.7 robos.
Posición: 5. Dallas Mavericks que pone rumbo a los Hawks tras el traspaso por Doncic.

Puntos fuertes

El mejor anotador y asistente de la nación la temporada pasada en la NCAA. Trae Young tiene un rango de tiro que se extiende bastante más allá de la línea de tres puntos, y una mecánica fluida y rápida. Anotó en dobles dígitos en todos sus partidos, y sumó al menos 20 puntos en 25 de sus 32 partidos, llegando a un máximo de 48 puntos contra Oklahoma State en enero. Es una amenaza lanzando en estático, tras salir de bloqueo e incluso en lanzamiento tras bote: en la pasada temporada lanzó tras bote en 177 posesiones, y anotó 1.04 puntos por posesión en esas ocasiones, un dato muy bueno. Su manejo de balón es de lo mejorcito de este draft, controla muy bien el bote y lo complementa con su agilidad y con su habilidad para pasar con ambas manos. Ha demostrado una buena visión de juego en ataque y es un seguro desde la línea de tiros libres.

Puntos débiles

Su mecánica de lanzamiento es rápida pero el punto en el que suelta el balón es muy bajo, y con su falta de altura esto puede suponerle un problema en el siguiente nivel. Le falta explosividad y físicamente no es nada del otro mundo para un base NBA, especialmente con una corta envergadura: tendrá problemas para frenar en defensa a la mayoría de rivales, y para finalizar cerca del aro deberá compensar su falta de explosividad con creatividad, pero en este punto no se proyecta como un buen finalizador. Nivel bajo de esfuerzo en defensa y una selección de lanzamiento y de pase cuestionable en numerosas ocasiones. Su porcentaje de acierto de tres puntos fue cayendo a lo largo de la temporada hasta colocarse en un 36%.

Comentario

Vimos dos Trae Young esta temporada: uno desatado en la primera mitad de la misma, deslumbrando a todo el mundo con su capacidad de lanzamiento y con excelentes porcentajes; y una segunda mitad de bajón, con malos porcentajes y acusando ser el foco de atención de las defensas rivales. De la misma manera, el hype con Young se desató en las primeras semanas de una forma exagerada, para después rebajar las expectativas hasta el punto en el que ahora mismo es posible que esté incluso infravalorado. Hay ciertos aspectos que no podrá mejorar, como su físico, y eso le condiciona. Pero el potencial que tiene por lo que parece ser capaz de hacer en ataque puede hacer muy feliz a una franquicia que esté buscando base.

Elección

Una bomba ofensiva rumbo a los Hawks, que cambiaron elección por el interés de los Mavs en subir al #3 y hacerse con Doncic. Atlanta tiene a Schröder en su plantilla pero está por ver su continuidad, más aún después de este movimiento. Sin prácticamente cimientos deportivos a largo plazo y tras la salida de Budenholzer, Young parece haber sido elegido para tomar mando desde el principio y, más aún, para generar ilusión en un proyecto apagado en estos momentos. Y pese a su fragilidad defensiva, el gran aspecto a seguir de su adaptación NBA, junto a su impacto y supervivencia en lo físico, Young tiene talento de sobra para producir si recibe peso ofensivo. Un tirador asombroso tras bote y gran pasador, en un contexto que necesita un líder ofensivo. Lo va a tener.

A continuación podéis ver un vídeo de Mike Schmitz (ESPN / DraftExpress) resaltando sus cualidades y carencias.