Stephen Curry y sus manías. Todos los jugadores las tienen pero atentos a esto de Stephen. Es algo especial y diferente. Lo cuenta en una entrevista en el New York Times.

“Me bajo del autobús o del coche, entro al vestuario, dejo mis cosas en la taquilla y me voy directamente a la mesa de las palomitas. Soy adicto y si son buenas las como antes, durante y después de los partidos”.

Curioso en esta época en la que todo se mira con lupa en la alimentación. ¿Qué dice Steve Kerr, su entrenador, sobre esto? “Sea lo que sea lo que está haciendo necesita seguir con ello. Ese es mi consejo”. Mientras que Bruce Fraser, asistente de Kerr en los Warriors, desveló un poco más sobre este ritual de Curry y su importancia: “Creo que le ayuda a conectarse, a sentir que ya está en el pabellón”.

Su manía llega tan lejos que hizo un propio ranking sobre ello. Aseguró que las que están más ricas las venden en el American Airlines Arena de los Dallas Mavericks, mientras que las peores son las del Staples Center.

Tendremos que empezar a comer palomitas, para ver si se pega algo.