Los Milwaukee Bucks están realizando una fase regular extraordinaria. No solo marchan con el balance de la NBA sino que tienen a su ataque y su defensa en la más absoluta élite: son el tercer mejor ataque y la mejor defensa de la Liga.

Tres mejores ataques NBA hasta el momento:

Fuente: NBA Stats

Tres mejores defensas NBA hasta el momento:

Fuente: NBA Stats

Ese escenario, tener ataque y defensa al mismo tiempo entre los tres mejores registros, no es nada sencillo de alcanzar. De hecho solo ha sucedido dos veces en los últimos veinte años. Y en ambas ocasiones el equipo que llegó a playoffs con ese honor… acabó ganando el título.

En ambas ocasiones fueron los Warriors. Lo consiguieron en el curso 2014-15, el primero con Steve Kerr. Y también dos años más tarde, en la campaña 2016-17, la primera con Kevin Durant en sus filas.

Retrocediendo aún más en el tiempo, nos encontramos con algún otro caso. Por ejemplo el de los Bulls de 1996, los legendarios del 72-10 en fase regular. Que tuvieron, a la vez, el mejor ataque y la mejor defensa de la NBA. Y ganaron el anillo, claro.

Buceando algo más podemos encontrar un caso que rompe la norma. Fue el que protagonizaron los Seattle SuperSonics en 1994. Tras firmar el mejor récord de la NBA en la fase regular, teniendo ataque (segundo) y defensa (tercera) entre los tres mejores datos… acabaron estrellándose en primera ronda. Los Nuggets, octavos del Oeste entonces, les eliminaron a las primeras de cambio.