No estaba teniendo un día especialmente acertado… hasta que llegó el tramo decisivo. Y Luka Doncic ha acabado con los Rockets. Llevaba uno de sus peores partidos y ha terminado siendo el jugador que ha definido el duelo.

La situación era la siguiente: Houston mandaba por 8 puntos en Dallas (94-102) a menos de tres minutos para el final. Pero entonces sucedió esto:

Doncic anota 11 puntos seguidos, sin fallos en los tiros, en menos de dos minutos. Le da la vuelta al encuentro… y acaban ganando los Mavs, tras un final agónico en el que Matthews falló dos tiros libres para sentenciar y Gordon pudo mandar el partido a la prórroga con un triple.

Doncic acabó con 21 puntos y 7 rebotes, mientras que Harden sumó 35 y 8 asistencias para los Rockets.

El artículo de Doncic que debes leer para entender todo