Según anunciaban al mismo tiempo Shams Charania y Adrian Wojnarowski a primera hora de la mañana, los Philadelphia 76ers se han hecho con Tobias Harris, Boban Marjanovic y Mike Scott de Los Angeles Clippers a cambio de Landry Shamet, Wilson Chandler, Mike Muscala, la primera ronda de Draft de 2020 de Philadelphia, la primera ronda de Draft de 2021 de Miami y dos segundas rondas.

Un equipo pierde… ¡por un tweet!

¿Por qué lo hacen los 76ers?

Philadelphia echa el resto para esta temporada. Los 76ers corren un riesgo grande al traspasar dos primeras rondas y dos segundas a cambio de un jugador que es expiring, puede marcharse sin más en verano y, como mínimo, si se queda demandará un gran contrato.

Pero en la primera temporada sin LeBron James en el Este son varias las franquicias que han visto por fin su oportunidad, y los 76ers son una de ellas. La realidad es que no estaban funcionando todo lo bien que esperaban tras el traspaso de Jimmy Butler, ocupando en estos momentos la quinta plaza de la conferencia.

Tobias Harris es un jugador infravalorado, con mucha calidad y que les reforzará en una posición de necesidad como la del cuatro abierto. No necesita amasar el balón y es muy buen tirador, lo cual es ideal para una estructura que le va a servir las ventajas a través de Simmons, Embiid o Butler.

Boban Marjanovic es un pívot servicial en un rol pequeño, muy efectivo en los minutos que está en la pista, que no suelen ser muchos precisamente por su perfil físico, que hace que su nivel de energía descienda rápidamente. Pero puede ser una buena opción para los minutos de descanso de Joel Embiid y otra pieza de cara a futuras partidas de ajedrez en Playoffs.

Philadelphia se lleva al mejor jugador del traspaso, pero también el mayor riesgo y el más alto compromiso: si quieren renovar tanto a Jimmy Butler como a Tobias Harris en julio tendrán que comprometer una grandísima cantidad de dinero, o habrán dejado marchar activos importantes a cambio de un alquiler de una temporada.

¿Por qué lo hacen los Clippers?

En Los Angeles piensan a lo grande. También los Clippers. A pesar de que estaban en plena lucha por los Playoffs la visión de la gerencia va más allá de esta temporada. Tobias Harris es agente libre en verano, y a la vista del traspaso los Clippers no tenían pensado darle el gran contrato que podrá demandar mientras sueñan con hacerse con otros agentes libres importantes.

Quizás no sea tanto que no tuviesen pensado renovar a Tobias como que se trata de una operación que, desde el punto de vista de la ganancia de activos, es sin duda positiva. A cambio principalmente de un jugador expiring los Clippers obtienen dos primeras rondas, una de ellas de las más valoradas en toda la NBA, la primera sin protección de los Miami Heat de 2021, además de dos segundas rondas y un posible jugador de rotación futura en Landry Shamet. Chandler y Muscala entran por tener contratos que finalizan, con lo cual Los Angeles mantiene su espacio salarial de cara a este verano.

Con estas rondas que obtienen los Clippers tienen dos opciones: ir a por agentes libres importantes y luego tener la opción de ir reforzando el equipo con estas rondas en los próximos años; o ir a por agentes libres importantes y luego tener la opción de negociar traspasos por otras estrellas pudiendo ofrecer estas rondas en los traspasos. Posiblemente sea la segunda opción la que tengan en mente.

Otra pieza atractiva que tienen ahora mismo en el equipo gracias a su nivel y a su contrato es Lou Williams, así que habrá que tener un ojo puesto en su situación en estas últimas horas de mercado.