En agosto de 1992 Tupac Shakur grabó una canción para el álbum “A Very Special Christmas Vol. 2”, un disco benéfico que producía la cadena MTV. Aquella canción era Ghetto Gospel, pero por motivos legales finalmente no fue incluida en el disco, y muchos años más tarde se convertiría en un éxito póstumo cuando fue publicada en 2005.

Durante la grabación del tema Tupac concedió una entrevista a MTV en la que hablaba sobre todo lo que le había inspirado para componer aquella canción, centrándose especialmente en la vida en su barrio y en cómo fue crecer con delincuentes como los únicos ejemplos que tenían los niños en la calle, puesto que las grandes celebridades negras de la época no se acercaban a ellos.

La entrevista se publicó también muchos años después, y en ella podemos ver cómo Tupac señalaba directamente a Michael Jordan por su falta de implicación con su comunidad.

“¿Conoces a Michael Jordan? Nunca he visto a Michael Jordan en el barrio. Veamos a Jordan venir a la ciudad, a un aparcamiento, a lanzar el balón con los niños. Te apuesto lo que sea a que eso cambiaría su vida. En vez de ir a un suburbio para privilegiados, a lanzar a canasta con – perdóname, los pequeños niños blancos que siempre tienen otros héroes con los que jugar. Tienen un padre con el que lanzar a canasta, tienen un abuelo con el que lanzar a canasta, tíos, padrinos, sus amigos, sus vecinos. Todos tienen una cancha de baloncesto en su vecindario.

¿Qué pasa con los que solo tienen una cancha de baloncesto en el vecindario y no tienen a nadie? Yo, hasta este día, aún no sé jugar al baloncesto, porque nadie me enseñó y todos se reían de mí. Y en vez de insistir y seguir diciendo ‘¡enséñame! ¡enséñame!’ terminé por decir ‘que le jodan, no voy a aprender’. Y esa es la realidad. No sé nada sobre el deporte porque no tuve un modelo de conducta que me enseñara”.