No nos cansamos de ver vídeos de Wilt Chamberlain. Un adelantado a su tiempo, alguien que hacía que sus rivales parecieran niños, uno de los jugadores más dominantes de la historia de cualquier deporte.

Sin embargo, casi siempre destacamos a Chamberlain en su faceta dominadora en la anotación, metiendo puntos, capturando rebotes o poniendo tapones. Y nos olvidamos de la que probablemente sea su faceta más infravalorada: el pase. Porque Wilt Chamberlain era también un gran pasador, y además de los números tenemos también el vídeo que lo demuestra.

¿El único pívot que lideró la NBA en asistencias? Así lo hizo.