Joel Embiid: El hijo de Krypton, por Andrés Monje

Baloncesto para escuchar. La prematura leyenda de Embiid: orígenes, tragedia familiar, carácter y potencial

Joel Embiid. Solo tiene 24 años pero hace 3, en 2015, pensó en la retirada. Ahora pasa por uno de sus mejores momentos en la NBA, siendo uno de los pívots más dominantes y uno de los interiores más prometedores de la liga.

Es joven, tiene un camino por delante y parece que las lesiones están olvidadas. Sin embargo, no todo fue fácil en la vida del camerunés. En una entrevista a ESPN relata como, en el momento de su segunda de lesión, pensó en la retirada:

“Después de mi primer año, cuando me enteré de que necesitaba otra operación… Se me juntó con el momento en el que murió mi hermano. Entonces, en mi cabeza pensaba ‘¿qué estoy haciendo yo aquí?’ Ya había cumplido un año de contrato y eso ya lo tenía, era suficiente para volver a Camerún. Era una sensación muy mala y hasta pensé en abandonar”-

¿Por qué siguió? “Algo que me empujó fue mi paciencia. También mi hermano y el hecho de ser de África. Al final, llegas a la NBA buscando tener un impacto para compartir tu historia con todos”, pudo señalar Embiid en sus declaraciones a ESPN.

Por suerte para todos, esa paciencia nos ha regalado un jugador fantástico: