Todos se fueron a por Kawhi. Era el protagonista. Un triple para la historia. Algo único que será recordado. Sin embargo, entre todos, dos hombres: Marc y Embiid.

Joel Embiid, con 21 puntos y 11 rebotes, terminó llorando. El pívot acabó desolado al término del encuentro,  llorando. Y fue en ese momento cuando apareció Marc Gasol para consolarle.

Algo que hace diferente al pívot español. Interesante sería saber qué le ha dicho.

Aquí más:

Embiid fue el protagonista de esa acción. Hizo una gran defensa pero…