Paul George, alero de EEUU, sufrió una de esas lesiones que no gustan ver sobre una cancha. Fue durante un amistoso jugado por su selección de cara a la Copa del Mundo de España.  El momento fue tan horroroso que el partido se suspendió y el jugador fue enviado al hospital. Ya ha sido operado y le darán en alta en dos o tres días. Por desgracia, dice adiós al Mundial. El alero de los Pacers se partió la pierna tras intentar taponar una entrada a canasta de su compañero Harden. Así fue el fatídico momento:

Todo parece indicar que la base de la canasta estaba más cerca de la línea del fondo de lo que normalmente ocurre en los campos de la NBA. Esta lesión afecta al equipo norteamericano notablemente y sobre todo a su franquicia, los Pacers. Como decíamos, algunos acusaron la distancia que había:

Las reacciones no se hicieron esperar y pronto llegaron mensajes de apoyo rezando por él con el hashtag #prayforPaulGeorge. Shaquille O’Neal, Lebron James, Kevin Durant o Tracy Mcgrady, Paul Pierce, John Wall… en el caso de LeBron, escribió lo siguiente:  “He visto el vídeo de la lesión de Paul George y me ha revuelto el estómago inmediatamente. Rezo por ti y por una rápida recuperación” o de la propia NBA:

Así se vivió este momento en el campo: Por su parte, el alero de los Pacers quiso agradecer también vía Twitter todas las muestras de apoyo tras su grave lesión que le impedirá disputar la Copa del Mundo.