NBA

Estadística avanzada visual: dime qué red de asistencias tienes y te diré qué clase de equipo eres

octubre 28, 2018

¿Lo compartes?

Muchas veces analizar la estadística, especialmente la avanzada, puede dar algo de pereza. Buscar y rebuscar en números y más números para ver tendencias, analizar rendimientos o intentar entender qué nos dicen esos números relacionado con lo que vemos en la pista. Sin embargo, hay algunos campos en los que podemos ayudar a la estadística haciéndola más visual, como es el caso de las asistencias con la red de asistencias, o red de generación, como también podríamos llamarlas.

Las redes de asistencias 

Vamos a coger por ejemplo la red de asistencias de los Atlanta Hawks de la temporada pasada. Cada círculo representa a cada jugador que anotó una canasta o repartió al menos una asistencia en Atlanta la temporada pasada. Cada línea uniendo esos círculos es una asistencia entre dos jugadores. Cuanto más ancha es esa línea, más asistencias representa.

Lo que logramos con esto es una representación gráfica de la red de asistencias de un equipo. En estos Hawks podemos ver cómo todo o casi todo giraba alrededor de Dennis Schroder, con Isaiah Taylor como el otro único punto que se acerca mínimamente al centro de la red. No se trata de que el que dé más asistencias esté en el centro de la telaraña, sino que es un equilibrio entre las asistencias dadas y las recibidas. Cuanto más en el centro esté un jugador, más puntos generará para ese equipo.

Explicado ya en qué consiste la red de asistencias, podemos analizar los cuatro tipos diferentes de redes que hemos identificado. Vamos a utilizar los datos de la temporada pasada porque en esta 2018-2019 aún no tenemos una muestra estadística consistente.

 

Red de un solo generador

También podríamos llamarla la red Russell Westbrook, y por eso vamos a utilizar a los Oklahoma City Thunder como ejemplo. Su nombre lo dice todo: un generador principal, en este caso Westbrook, que se coloca en el centro y por el cual pasa todo el juego del equipo.

No es casualidad que Westbrook haya batido récords de porcentaje de uso en los últimos años, y aunque en la temporada pasada cedió algo de protagonismo a Paul George, su mayúscula influencia es evidente a la vista de la gráfica.

 

Red de dos generadores

Los Houston Rockets vieron el año pasado como su red pasaba de ser de un solo generador, como la de Wetsbrook que acabamos de ver pero con James Harden en el centro, a ser una red de dos generadores, con Harden compartiendo galones con Chris Paul.

Como podéis ver Harden siguió en el centro, pero Paul se colocó a su lado, siendo su mano derecha en la generación y ejerciendo como líder cuando Harden estaba en el banquillo. Es interesante también fijarse en el grosor de la línea que une a James Harden con Clint Capela, que es uno de los dos puntos naranjas de la zona baja. Recordemos que cuanto más gruesa es la línea, más asistencias representa.

 

Red de tres o más generadores

Aquí aparecen lo grandes dominadores de la NBA moderna, los Golden State Warriors. Es un tipo de red muy poco común esta en la que son tres los puntos que comparten responsabilidad creadora casi por igual.

En este caso se trata de Draymond Green, Stephen Curry y Kevin Durant quienes se colocan en la zona cercana al centro, con Andre Iguodala y Klay Thompson como puntos exteriores más cercanos a ellos.

 

Red sin generadores

Tampoco esta es demasiado común, con ningún círculo especialmente cercano a la zona central. El ejemplo que ponemos de la pasada temporada es el de los Detroit Pistons.

Las líneas son gruesas, pues los Pistons estuvieron por encima de la media de la NBA la temporada pasada en asistencias. Sin embargo no hay nadie que se acerque al centro como para considerarlo un foco de generación de juego. Blake Griffin podría ser lo más cercano, pero como vemos tanto él como Andre Drummond o Reggie Jackson están más bien en una zona exterior.

 

Estos son los principales tipos de redes de asistencias que hemos identificado, pero la gráfica de cada equipo puede considerarse un subtipo a su vez. Ninguna red de asistencias va a ser igual a la de otro equipo, siempre van a ser diferentes, y todas tienen sus matices.

Vamos a ver a continuación las redes del resto de franquicias de la NBA en la temporada pasada.

A simple vista podría parecer una red de un generador con Kyrie Irving en el centro, pero Al Horford se encuentra muy cerca de él y también es muy importante en labores creadoras y de pase. Terry Rozier se fue acercando también a la zona central una vez asumió el mando con la lesión de Kyrie Irving.

 

Aquí es Spencer Dinwiddie quien tiene una mayor cantidad de líneas enlazadas, pero sin embargo se encuentra en una zona exterior. Esto quiere decir que la mayoría de asistencias dadas y recibidas fueron a los mismos jugadores, a un número pequeño. Es una leve anomalía que coloca a Dinwiddie en la zona exterior ya a Allen Crabbe, cuyas asistencias fueron más repartidas, en el centro.

 

Aquí tenemos el show de Kemba Walker. Kemba fue el motor de los Hornets y ocupa una posición bastante destacada en la zona central. Se le acerca un poco Nicolas Batum y también un poco Julyan Stone, aunque en este caso es fruto de una muestra estadística muy pequeña.

 

Lo que nos dice la gráfica de los Bulls es que hubo dos principales generadores de juego. Uno fue Kris Dunn, quien dio señales de mejoría con respecto a lo que habíamos visto en Minnesota, y el otro fue Denzel Valentine, aunque ninguno de los dos se acerca al centro.

 

La de Cleveland es una red muy dispersa en la que LeBron James ocupa el centro absoluto. Los traspasos que se produjeron hacen que existan muchos puntos diferentes, pero es evidente por la red que pese a los movimientos en los despachos solo hubo un único creador en Cleveland, LeBron James.

 

Bienvenidos al Bareasistema. Desde la segunda unidad de Dallas el boricua hizo una de sus mejores temporadas en la NBA, y fue el centro del juego ofensivo de los Mavericks. Dennis Smith Jr. y Yogi Ferrell son los otros dos jugadores que se le acercaron.

 

Nikola Jokic es uno de los pocos interiores que veremos ocupando posiciones centrales en estas redes. En Denver compartió creación con Jamal Murray desde el exterior, y en menor medida también con Gary Harris.

 

La explosión generadora de Victor Oladipo también se ve reflejada en la red de asistencias de los Indiana Pacers. Oladipo se colocó en el centro de todo el juego del equipo de McMillan, con Darren Collison tomando la alternativa cuando no estaba en pista.

 

La red de los Clippers refleja un poco el batiburrillo que fue su temporada pasada. Muchos puntos muy cercanos que indican que las asistencias estuvieron muy repartidas, con Lou Williams, Milos Teodosic y Austin Rivers acercándose al centro pero sin alcanzarlo.

 

Pese a tener una temporada rookie algo decepcionante, Lonzo Ball fue de menos a más y ocupó claramente el centro en la generación de juego de Los Angeles Lakers. Será interesante ver en un par de meses dónde se encuentra compartiendo juego con LeBron James y Rajon Rondo.

 

Marc Gasol comparte con Nikola Jokic el privilegio de ser uno de los pocos interiores que ocupan una posición central en la red de asistencias de su equipo. Influyó mucho la lesión de Mike Conley, quien habría estado más cerca de él si se hubiese mantenido sano.

 

El esfuerzo de los Miami Heat de la temporada pasada estuvo basado en el conjunto. Goran Dragic es su mejor generador, pero tanto Tyler Johnson como Josh Richardson e incluso Kelly Olynyk están en posiciones cercanas. Dwyane Wade también se habría acercado al centro de haber estado allí toda la temporada.

 

Otro caso de red de un generador. No es como el de los Thunder, porque en los Bucks Khris Middleton está más cercano a Giannis y en general la red es más compacta, pero Antetokoumpo ocupa la posición central como el rey del sistema ofensivo de los Bucks que es.

 

¿Os fijáis en lo separados que están los círculos y en la finura general de las líneas de pases? Esto nos indica que los Minnesota Timberwolves no fueron un equipo que anotase a base de combinaciones, sino todo lo contrario. Mucho aclarado, uno contra uno, yo me lo guiso, yo me lo como, y muy pocas asistencias. Jeff Teague fue en general el que más conectó con sus compañeros, pero hay una falta de unión evidente entre el resto de piezas del equipo.

 

Lo que tenemos ante nosotros es una red de cuatro generadores. Rajon Rondo, Anthony Davis, Jrue Holiday y DeMarcus Cousins llevaron todo el peso del ataque y en ellos se basó el rendimiento del equipo. Cousins se lesionó y llegó Nikola Mirotic, aunque en un papel más ejecutor y no tanto como creador, lo que al final puede que les diera más equilibrio.

 

Jarrett Jack fue lo más cercano a un generador principal que vimos en los New York Knicks, y eso resume a la perfección su temporada pasada. Solo Frank Ntilikina hace un amago de acercarse al centro, teniendo en cuenta también la lesión que sufrió Kristaps Porzingis.

 

La red de los Orlando Magic entraría en la categoría de redes sin generadores. Elfrid Payton, Aaron Gordon, Shelvin Mack y Evan Fournier intentan acercarse al centro pero no lo consiguen. Quizás Payton hubiese ocupado esa posición si hubiese estado toda la temporada en Orlando, pero esta red es un reflejo del juego sin sentido que desplegaron.

 

La irrupción de Ben Simmons le convirtió en el principal generador de juego de los Philadelphia 76ers. Tanto Joel Embiid como Dario Saric se colocan en posiciones más o menos cercanas, y lo ideal para su futuro sería que se desarrollen de tal manera que su gráfica se pueda convertir en una red de tres generadores como la de los Golden State Warriors.

 

Devin Booker era el centro de todo lo que ocurría en los Phoenix Suns la temporada pasada, incluyendo su red de asistencias. Este año han incorporado a DeAndre Ayton y a Trevor Ariza pero no a un base, así que probablemente veremos algo similar.

 

Vemos muy pocas líneas y muy finas en la representación de los Portland Trailblazers, y eso significa que desplegaron un juego con muy pocos pases. Damian Lillard y C.J. McCollum se colocan en el centro, y la línea de pase más gruesa es la que une a Lillard con Jusuf Nurkic.

 

En Sacramento confían mucho en la evolución de De’Aaron Fox, y vemos cómo desde el principio se ha convertido en su principal generador. Buddy Hield también asumió responsabilidades, así como el rookie Bogdan Bogdanovic, quien estuvo a un buen nivel.

 

Casi se podría decir que son cinco los generadores que vemos en la red de los San Antonio Spurs. Ante la falta de Leonard, que habría ocupado claramente el centro de haber estado sano, Popovich respondió poniendo la generación en manos de Manu Ginobili, Dejounte Murray, Pau Gasol, LaMarcus Aldridge y Tony Parker.

 

El de los Raptors es otro caso de red de dos generadores, con Kyle Lowry en un papel más principal y con el traspasado DeMar DeRozan justo debajo de él. Aprovechemos también para guardar un minuto de silencio en memoria de Bruno Caboclo.

 

En la red de los Utah Jazz también vemos un caso de doble generación. Por un lado Ricky Rubio, con líneas más gruesas como mejor pasador, y por otro lado Donovan Mitchell, también en el centro aunque menos como pasador y más como ejecutor. Aunque no esté en el centro, también cabe destacar el grosor de las conexiones de Joe Ingles, otro de los pilares de su juego.

 

Por último, la red de los Washington Wizards, con John Wall como principal protagonista, Bradley Beal como acompañamiento y Tim Frazier como principal secundario. El resto de jugadores se mantienen gravitando alrededor de estos tres.

Estas fueron las redes de asistencias de todas las franquicias durante la temporada pasada. En unos meses, cuando tengamos una muestra ya consistente, echaremos un vistazo a cómo han evolucionado en la temporada 2018-2019.