Tyreke Evans, jugador de los Indiana Pacers, ha sido suspendido durante dos años por la NBA por violar el programa antidrogas de la liga.

24 meses tendrá que esperar un jugador que iba a ser agente libre este verano, con 29 años. Evans fue seleccionado por Sacramento Kings como pick 4 en el draft del 2009. Sus promedios en la NBA han sido 15.7 puntos, 4.6 rebotes y 4.8 asistencias. Esta temporada fue importante en Indiana con la lesión de Oladipo.

Sobre la sustancia que ha provocado su expulsión, la NBA no lo ha hecho público ya que no pueden hacerlo en relación a las pruebas o controles a los que se ha sometido cualquier jugador.

La sanción es la misma que sufrió OJ Mayo. Este fue sancionado por consumo de drogas, algo en lo que reincidió y provocó otro momento clave de su carrera. En julio de 2016 recibió otra dura sanción, una que le impedía jugar dos años en la NBA, por consumo de drogas duras (consideran drogas duras la anfetamina y sus análogos -metanfetaminas y MDMA-, cocaína, LSD, opiaceos (heroína, codeína y morfina) y PCP).

Una sanción similar a la que recibió en 2006 Chris Andersen, que regresó a la NBA en 2008, y una situación complicada para OJ Mayo, que tenía 28 años en el momento de recibir el castigo.