Draymond Green está a una sola técnica de ser sancionado con un partido de suspensión, algo que podría tener valor en las Finales y una circunstancia, la de ser sancionado en la eliminatoria final por el campeonato, que el propio jugador de los Warriors ya conoce bien.

Green recibió su sexta falta técnica de la fase final durante el quinto partido de las Finales ante los Raptors, por lo que está a punto de alcanzar el límite de siete que deriva en suspensión automática por un partido. Es decir, si el jugador de Golden State recibiese otra técnica en el sexto partido… no podría disputar un hipotético séptimo, en caso de que los Warriors sean capaces de forzarlo.

Controlar sus emociones ha solido ser un asunto a cuidar para Green, que en las Finales de 2016 fue sancionado con un encuentro después de cometer una falta flagrante sobre LeBron James. Su baja en el quinto partido, a causa de esa sanción, ayudó a los Cavs a imponerse entonces, poner el 3-2 y comenzar a edificar la remontada más grande de la historia de las Finales NBA.