Lo dice Wojnarowski, y cuando él lo dice, suele ir a misa.

Los Memphis Grizzlies, por primera vez, escucharán ofertas por Marc Gasol y Mike Conley. Así lo explica en su artículo en ESPN: “Los propietarios y la dirección de Memphis han decidido que han alcanzado un cruce de caminos y están preparándose para poder sopesar ofertas y posibles traspasos de uno o dos de sus veteranos estructurales entre ahora y el 7 de febrero -trade deadline-, o quizá en verano”.

Guía para entender los rumores de traspaso en la NBA

¿Por qué hemos llegado a esto?

Tras un esperanzador inicio de temporada en el que llegaron a ser líderes del Oeste, los Memphis Grizzlies se han quedado muy lejos de la lucha por los playoffs. A día de hoy son penúltimos de su conferencia, con 19 victorias, 28 derrotas y un 1-9 de balance en los últimos 10 partidos (6 derrotas consecutivas y a 6 victorias de los Clippers, que actualmente ocupan la octava posición). Un cambio de tendencia en el que se ha visto un descenso del rendimiento de Marc Gasol, sobre todo desde que sufrió una lesión en el tobillo que le mermó físicamente.

El rookie Jaren Jackson Jr. ha sido una de las buenas noticias de la temporada, pero no ha sido suficiente para establecer una inercia ganadora, afectada también por la lesión de Kyle Anderson y a la que no ha ayudado la llegada mediante traspaso de Justin Holiday. Hace unos días se produjo una reunión de Marc Gasol y Mike Conley con el propietario del equipo, Robert Pera, para mirar al futuro y analizar la situación. Apenas unos días después ha salido esta información de Wojnarowski.

Marc Gasol y Mike Conley acumulan 633 partidos juntos y son la pareja en activo que más partidos han compartido en la NBA. Les siguen Westbrook y Durant, que en Oklahoma acumularon 510 partidos, y que sigan sumando, Curry y Klay Thompson: 471 en los Warriors. Hasta la temporada pasada acumulaban 7 presencias seguidas en playoffs, con dos presencias en semifinales del Oeste y una en las Finales de Conferencia. El año pasado no entraron en playoffs y en este lo tienen muy complicado.

¿Qué pueden buscar?

Lo habitual en estos procesos de reconstrucción es buscar jugadores jóvenes y elecciones de draft. Los Memphis Grizzlies tienen traspasada su primera ronda del año que viene a los Boston Celtics, pero si está entre los 8 primeros (algo que sucedería si no entran en playoffs y acaban en los últimos puestos del Oeste), se la quedarían los propios Grizzlies. Es decir, que ante la posibilidad de poder quedar 9ºs o 10ºs del Oeste, les ‘interesa’ más hundirse en la clasificación para asegurarse su primera ronda.

A la hora de buscar traspasos, su situación no es sencilla. Además de los contratos de Marc Gasol y Conley cargan con los 24 millones de Chandler Parsons, aunque el hecho de que el año que viene ese contrato expire aumenta su valor. Eso sí, más allá de esos 3 los únicos contratos importantes que acarrean son el de Kyle Anderson (esta y otras 3 temporadas más ganando entre 8 y 9 millones de dólares) y el contrato rookie de Jaren Jackson, alto al ser un número 4 del draft, pero muy interesante para mantenerlo todo lo posible por su proyección.

El caso Marc Gasol

La situación de Marc Gasol no es sencilla y merece la pena ser explicada. Este año gana 24 millones de dólares. Le queda un año más de contrato, a razón de 25 millones, pero ese año es opcional y es el propio Marc el que puede elegir si ejecutarlo o no. Llevándolo a lo práctico, ¿qué puede hacer? No ejecutarlo y ser agente libre si no quiere seguir en Memphis o si le traspasan a un destino que no le interesa. Pero hablamos de renunciar a 25 millones. Con 33 años puede optar por salir al mercado para firmar un contrato de más duración… o para elegir franquicia.

En definitiva, hay dos posibilidades de traspaso con Marc Gasol. Franquicias que se atrevan a pujar por él sabiendo que se puede ir a final de temporada o equipos que intenten conseguir al pívot pensando a largo plazo, en una hipotética renovación con ellos o en que al menos siga la próxima temporada con su camiseta cobrando 25 millones. En cualquier caso, es un jugador que por sus características debería tener un buen mercado, aunque su situación contractual es peculiar, con el añadido de un ‘trade kicker’ (una prima por traspaso) de 1,2 millones de dólares en el cierre del mercado de febrero.

La situación de Conley

Después de un año en el que solo pudo jugar 12 partidos por lesión, Mike Conley está firmando una de las mejores temporadas estadísticas de su carrera. Con 31 años, promedia 19,8 puntos, 3,3 rebotes y 6,1 asistencias. Pero su contrato es altísimo: cobra 30 millones de dólares y tiene dos años más firmados, a razón de 32 y 34 millones, respectivamente.

Ese contrato tan grande hace que no sea nada sencillo su traspaso para los Memphis Grizzlies. La franquicia que puje por él tendrá que asumir ese contratazo sabiendo que tiene dos años más firmados en un exterior con antecedentes de lesiones y que en ninguna de las últimas cuatro temporadas ha jugado más de 70 partidos.