“Siendo sinceros, no es momento de sentirse decepcionado. Uno aprende las lecciones, asumes la paliza que nos dieron y sigues adelante. Es una aventura de este deporte. Obviamente, uno quiere seguir jugando, pero nos pusieron el freno y ellos (los Bucks) merecen la victoria. Jugaron como quisieron”.

Irving, tras perder ante los Bucks. ¿Suena a despedida? La reflexión de Guille Giménez: