Aldridge y DeRozan

San Antonio está encontrando el éxito de un modo particular. Como explicamos en un detallado artículo, su ataque está basado en prácticamente lo contrario al paradigma ideal de ataque moderno: que juega rápido, con enorme cantidad de tiros de tres puntos y muy escasa desde la media distancia.

Es precisamente en esto último, en la media distancia, donde podemos descubrir un dato especialmente salvaje.

Los Spurs tienen dos jugadores, LaMarcus Aldridge y DeMar DeRozan, que en lo que llevamos de temporada han anotado (entre ambos) 248 tiros desde la media distancia.

Hasta ahí puede parecer que no hay nada extraño. Pero vaya si lo hay. Esas 248 canastas desde esa zona son más de las que han anotado al completo las siguientes franquicias:

  • Oklahoma City Thunder
  • Chicago Bulls
  • Charlotte Hornets
  • Memphis Grizzlies
  • New Orleans Pelicans
  • Denver Nuggets
  • Los Angeles Lakers
  • Detroit Pistons
  • Dallas Mavericks
  • Utah Jazz
  • Brooklyn Nets
  • Miami Heat
  • Atlanta Hawks
  • Milwaukee Bucks
  • Houston Rockets

Son 15 franquicias al completo. La mitad de la NBA. Y de hecho Aldridge y DeRozan han metido más del doble de canastas desde la media distancia que Atlanta… y más del triple que Houston.

Una barbaridad que, en el caso de los Spurs, demuestra que siguen existiendo múltiples formas de atacar. Y todas ellas válidas.