James Harden va camino de otro MVP. Es el máximo anotador de la temporada regular y, desde hoy, un jugador único. Único porque tras anotar 31 puntos, capturar 8 rebotes y repartir 10 asistencias se ha convertido en el primer jugador en toda la historia de la NBA en conseguir anotar 30 puntos ante los 29 equipos a los que se ha enfrentado en una temporada.

Un hito jamás visto hasta ahora y que Michael Jordan y Kobe Bryant estuvieron a punto de conseguir. Bryant lo hizo ante 28 franquicias en 2005-2006 y Michael Jordan lo hizo en 1986-1987 frente a 22.

En esta misma temporada, Harden logró 31 partidos consecutivos con al menos 30 puntos, la segunda mayor suma de partidos en la historia de la NBA, por detrás de los inalcanzables 65 de Wilt Chamberlain que logró entre 1961 y 1962.

Aquí, el grafismo:

Su partido