Se acabó la era de Igor Kokoskov en los Phoenix Suns. El primer entrenador jefe europeo en la NBA ha sido despedido fulminantemente por la franquicia, según ha informado Adrian Wojnarowski.

Un paso que llega una vez que los Suns confirmaron que el ex jugador Jalen Jones será su GM definitivamente y en un proceso de búsqueda de nuevo entrenador en el que, según Woj, quieren competir con los Lakers por hacerse con Monty Williams, asistente de los Sixers.

El próximo entrenador de los Suns será el séptimo en las últimas 8 temporadas. Una auténtica locura en una franquicia que ha cerrado la temporada con 19 victorias con el rookie Deandre Ayton (número 1 del draft) y que no ha pasado de las 24 en ninguna de las últimas cuatro, pero cuya mejoría en los últimos partidos hacían pensar que Kokoskov podía continuar.

Con Devin Booker renovado y Ayton en su contrato rookie, los Suns presentan una plantilla con margen en lo que a salarios se refiere, pero con muchos jóvenes cuyo rendimiento futuro no está claro. Buena parte de su futuro se puede decidir en el próximo draft, donde comparten con Knicks y Cavs las mayores posibilidades de conseguir el número 1 en la lotería (un 14% y un 52,1% de al menos tener un top4). El sueño es Zion Williamson, aunque hace unos días se apuntó al rumor de que los Suns podrían preferir elegir a Ja Morant.

Decidir sobre el futuro de Kelly Oubre y posiblemente apostar por un base de nivel via traspaso o agencia libre serán algunas de las decisiones que deberán tomar los responsables de la franquicia este verano. Desde 2013, los Suns presentan un balance de 199-375, el peor de toda la NBA, igualado con los Orlando Magic. Un nuevo desafío para uno de los equipos más disfuncionales de la liga en las últimas temporadas.

Antes y después en Kokoskov: cómo un accidente de tráfico cambió su vida y le acercó a los banquillos