Les ponemos en situación. Russell Westbrook y un aficionado de los Utah Jazz tuvieron un “enganchón” verbal durante el partido que enfrentó a Oklahoma y al equipo de Ricky Rubio. El incidente, grabado y que os dejamos a continuación, mostraba a un Westbrook enfadado y que llegaba a maenazar a un aficionado. Este es el momento.

El base de los Thunder ha sido multado por la NBA con 25.000 dólares pero dio su versión de los hechos: había recibido insultos racistas por parte del aficionado.

¿La respuesta de los Jazz? Sancionar de por vida al aficionado. Una reacción ejemplar del equipo de Salt Lake City que añadía en su comunicado que “no hay lugar en nuestro juego para ataques personales o faltas de respeto”.