No sé de qué parte estaréis vosotros, pero yo soy de los que piensa que estoy harto de que LeBron James cambie de equipo. Estoy harto de que uno de los mejores jugadores de la historia no sea capaz de servir de reclamo para formar un equipazo a su alrededor que le llene de anillos las manos.

No sólo no es imán de grandes jugadores y entrenadores, sino todo lo contrario, ya que se ha cargado personalmente o le sha hecho la vida imposible hasta que se han marchado. David Blatt es un gran entrenador, un hombre madurado con la concepción europea del reparto de minutos según los méritos acumulados, y eso no lo pudo soportar LeBron, que quería que jugaran sus amigos, sus colegas, los que le reían las gracias, no los que más le ayudaban a ganar, y se lo cargó para colocar en el banquillo a su amigo Tyronn Lue.

Antes de la segunda etapa de LeBron en Cleveland, la estrella de los Cavs era Kyrie Irving, el mismo Kyrie Irving sin el que LeBron James no habría logrado un anillo con los Cavaliers, el mismo Kyrie Irving que se hartó del egocentrismo de LeBron y pidió marcharse de Cleveland un año después de lograr la mayor remontada en la historia de las Finales.

Ahora LeBron, que sólo ha sido capaz de rodearse de jugadores del montón en Cleveland decide marcharse a los Lakers, a ver si la franquicia y el clima de Los Ángeles reclutan a las estrellas que él no ha sabido atraer al árido estado de Ohio. Otra vez trata de aliarse con un equipo en una ciudad deslumbrante, como ya hiciera en su etapa en Miami Heat.

El rey y Cleveland no atrajeron a ninguna estrella. Ahora el rey tiene 4 años para tratar, no sólo de formar un equipazo en Los Ángeles, si no de ganar un anillo o dos que es para lo que ha firmado por los Lakers. Es lo que necesita LeBron para acabar su carrera con la cabeza bien alta.

Pero si las cosas no van bien desde el principio…¿Creéis que LeBron se quedará 4 temporadas en L.A.? A mi ya me ha acostumbrado a pensar que no.