Solo resta un mes para que finalice la Temporada Regular de la NBA, y aunque hay cosas que cada vez están más claras, como qué equipos estarán en la lucha por el anillo, nosotros os proponemos 8 cuestiones a las que estar atentos en el último mes de competición.

¿Quién se proclamará MVP?

Existen dos grandes favoritos para hacerse con el premio al mejor jugador de la temporada NBA:

  • Giannis Antetokounmpo. El griego tiene a los Milwaukee Bucks con el mejor balance de la NBA, todo gracias a un sistema que gira en torno a sus virtudes. Giannis está promediando 27 puntos, 12.6 rebotes y 6 asistencias por partido. El modelo matemático de Basketball-Reference predice que el jugador de 24 años tiene un 52.3% de probabilidades de llevarse el premio, por el 20.9% de James Harden.
  • James Harden. Los Houston Rockets empezaron muy mal la temporada, pero remontaron el vuelo gracias a unos meses de enero y febrero espectaculares del actual MVP de la competición. El efecto de esa racha se ha ido diluyendo, y puede que incluso vaya en su contra que ya ganase el premio en la temporada pasada, pero si alguien le puede disputar el MVP de la NBA a Giannis ese es James Harden.

Habrá otros muchos que puedan robarles algún voto (Nikola Jokic o Paul George, por ejemplo), pero el ganador está entre Giannis y Harden.

¿Cómo terminará la zona alta de la Conferencia Este?

Con el salto de calidad de los Milwaukee Bucks este año tenemos a cinco gallos peleando en lo alto del Este, pero solo cuatro de ellos contarán con el factor cancha a favor en primera ronda. Uno de ellos jugará la primera ronda como visitante, y contra otro de estos gallos, además. ¿Quién será?

Con la lesión de Victor Oladipo parecía que los Indiana Pacers eran los principales candidatos a caer a esa quinta plaza, pero se están agarrando como pueden al factor cancha. Milwaukee y Toronto lucharán por ganar la conferencia, y las otras dos plazas con factor cancha a favor se las repartirán entre Indiana, Philadelphia y Boston.

Esta es una de las luchas más interesantes en la NBA de cara al último mes de competición.

¿Qué consecuencias tendrá el desastre de Los Angeles Lakers? 

Hay un nombre señalado por muchos en estos momentos: Luke Walton. Que Los Angeles Lakers vayan a quedarse casi seguro sin jugar los Playoffs es un desastre para el proyecto y para la franquicia en general. Los primeros responsables probablemente estén en los despachos, con Magic Johnson y Rob Pelinka siendo incapaces de construir un equipo capaz de adaptarse a LeBron James y a suplir sus ausencias, pero el que tiene realmente las de perder es Luke Walton.

Magic y Pelinka llevan menos tiempo, y son una apuesta personal de Jeanie Buss. También lo era Luke Walton, pero si hay que tomar alguna decisión drástica por los resultados él será el damnificado. Además a los general manager les gusta elegir a sus entrenadores, y a Magic y Pelinka Walton les llegó impuesto.

Por el momento, y sobre la pista, veamos una reducción en los minutos de LeBron James, y quizás un intento de dejarse llevar para conseguir mejores probabilidades de cara a la lotería del Draft. Pero también parece bastante probable que haya alguna decisión drástica en los despachos.

¿Quién será nombrado mejor defensor?

El premio al mejor defensor de la NBA puede tener diferentes candidatos en cada temporada porque son muchos los tipos de jugadores que pueden optar a llevárselo, aunque tradicionalmente han sido los interiores quienes en más ocasiones lo han logrado.

Este año, sin embargo, podría ser un exterior el que se lo lleve. Habiendo sido premiados Rudy Gobert y Draymond Green en las dos campañas anteriores, Paul George parece que puede contar con los suficientes apoyos mediáticos en la votación para conseguir el premio en una campaña en la que ha brillado en los Thunder. Sabiendo que no tiene opciones reales de luchar por el MVP, quizás muchos votantes decidan darle una recompensa con el DPOY.

Sin embargo, no hay nada garantizado. El impacto defensivo de Gobert sigue siendo brutal, con lo cual tampoco podemos descartarlo. De la misma manera, Joel Embiid, Anthony Davis, Kawhi Leonard (ganador en dos ocasiones) o el mismo Giannis Antetokounmpo pueden llevarse también una gran cantidad de votos, con otros como Myles Turner como tapados que también merecen un reconocimiento.

¿Quién ganará la carrera de tanques?

También hay una competición por la zona baja de la tabla. Incluso con la reforma de la lotería del Draft, son varios los equipos que quieren “asegurar” las mejores probabilidades posibles para hacerse con el número uno del próximo Draft de la NBA.

Ahora mismo tenemos a dos equipos destacados (New York y Phoenix), otros dos en el grupo de perseguidores (Cleveland y Chicago), y a un quinto algo más alejado que los anteriores (Atlanta). Entre el puesto 6 y el 8 se pelean Washington, Memphis y Dallas, con Los Angeles Lakers amenazando también con meterse en esa lucha.

El resultado final, sin embargo, no lo sabremos hasta el 14 de mayo, el día de la lotería del Draft.

¿Tiene Budenholzer competencia para el CoY?

El alto nivel de los Milwaukee Bucks nos ha pillado por sorpresa a la mayoría. Podíamos esperar una mejoría, pero no que Milwaukee pasase a convertirse en un contender. Son varios los culpables de esta buena situación, pero dos los principales: Giannis Antetokounmpo, candidato máximo a llevarse el MVP, y Mike Budenholzer, candidato a llevarse el premio al entrenador del año.

Sin embargo, Budenholzer va a tener más competencia que Giannis para su premio, y hay un buen caso para argumentar con cada uno de ellos. Nick Nurse tiene a los Toronto Raptors a tiro de piedra de los Bucks en su primera temporada como entrenador jefe. Mike Malone ha llevado a los Denver Nuggets a pelear en lo alto del Oeste. Nate McMillan mantiene en la zona alta de su conferencia a los Indiana Pacers a pesar de haber perdido a su estrella. Kenny Atkinson parece que puede devolver a los Brooklyn Nets a los Playoffs, y algunos pensamos que lo que está haciendo Doc Rivers con Los Angeles Clippers de esta temporada y de la pasada tiene más mérito que lo que hizo con los Boston Celtics campeones.

Cada uno de ellos tiene su caso y sería justo ganador, pero solo uno se lo llevará. Mike Budenholzer ya fue nombrado mejor entrenador de la NBA cuando estaba en Atlanta.

¿Mantendrán los Denver Nuggets el ritmo?

Los Denver Nuggets son la gran sorpresa de esta temporada en la Conferencia Oeste. Durante un par de meses se mantuvieron en lo alto de la conferencia, y ahora están intentando mantener el pulso a los Golden State Warriors en el primer puesto de la conferencia, sabiendo que es posible que los de Kerr bajen de revoluciones en la recta final para pensar en los Playoffs.

Una de las incógnitas que nos quedan esta temporada es ver cómo se defienden los Nuggets en este último mes de competición, y cómo se plantean las últimas semanas antes de los Playoffs. Teniendo ya casi asegurado el factor cancha en postemporada tenemos que tener también en cuenta que los equipos de la zona baja de Playoffs del Oeste pueden intentar emparejarse con ellos debido a su inexperiencia como equipo en esa situación.

Si en los últimos días la zona alta está como ahora mismo, con Warriors primeros, Nuggets segundos y Rockets, Thunder y Blazers luchando por las otras dos plazas de factor cancha favorable, seguramente un Doc Rivers o un Gregg Popovich prefiera enfrentarse a Jokic y compañía antes que a Curry & Durant o James Harden.

¿A qué nivel llegarán los Houston Rockets a los Playoffs?

Pese al nivel de los Denver Nuggets, de los Oklahoma City Thunder o de los Portland Trailblazers, casi todos coincidiremos en que el verdadero rival de los Golden State Warriors en el Oeste siguen siendo los Houston Rockets, y que de su nivel dependerá que veamos unos Playoffs competidos o no.

Parecía claro que los Rockets habían planteado una temporada en la que ir de menos a más, después de dos experiencias pasadas en las que James Harden dio la sensación de estar agotado en Playoffs. Sin embargo, el mal comienzo y las lesiones hicieron que Harden tuviera que meter la directa antes de lo esperado para salir del pozo.

Harden ha bajado algo el ritmo en el último mes. Los Rockets han recuperado a jugadores lesionados y han bajado su carga, algo que solo puede ser bueno para ellos de cara los Playoffs. Porque van a necesitar a un Harden descansado y a sus compañeros en el mejor de sus niveles para tratar de rematar el trabajo que a punto estuvieron de lograr contra los Golden State Warriors hace un año.