Va a ser un verano muy largo para LeBron James y Los Angeles Lakers. En apenas una semana estarán fuera de competición, sin jugar los playoffs, y hasta octubre no volveremos a ver a LeBron disputar un partido oficial. Varios meses para reflexionar y replantear el futuro de una franquicia histórica que ha fracasado estrepitosamente en su primer año con LeBron de púrpura y oro. Por eso, aprovechamos para repasar en qué situación afrontan los Lakers este verano y por dónde puede pasar su futuro:

El contrato de LeBron James

Partimos de la base de que LeBron James va a seguir en los Lakers. El verano pasado firmó un contrato largo y, tras esta primera temporada, le quedan, mínimo, otras dos, con una tercera opcional del propio jugador. En la 2019/2020 ganará más de 37 millones y en la siguiente le esperan algo más de 39. Una vinculación larga que al menos permite a los angelinos no tener urgencias alrededor de LeBron… más allá de la que genera el propio James, que tiene 34 años y esta temporada ha dejado las primeras dudas sobre su estado físico. Eso sí, ha acabado promediando 27,4 puntos, 8,5 rebotes y 8,3 asistencias.

¿Por qué se ha derrumbado la defensa de los Lakers? La explicación a todo lo que está sucediendo

El entrenador

Es otra de las grandes incógnitas del verano de los Lakers. ¿Quién les entrenará la próxima temporada? Luke Walton va a acabar la temporada, pero su continuidad en el banquillo parece muy complicada. Y el carrusel de nombres que suenan es enorme: Jason Kidd, Tyronne Lue, Mark Jackson… e incluso dos con equipo actualmente, Doc Rivers y Rick Carlisle. Hasta que se tome una decisión seguro que aparecen más nombres vinculados al banquillo laker.

La directiva

No iba a ser un verano sencillo para Magic Johnson y su GM, Rob Pelinka. Decisiones estructurales por delante, recursos y activos para manejar… Un auténtico papelón focalizado en ocasiones en la figura de Magic, en el entramado complejo que son los Lakers. Todo eso ha saltado por los aires con la dimisión de Magic, que anunció que dejaba su cargo de director de operaciones, dejando una incógnita más en los Lakers y otro papelón para la propietaria, Jeanie Buss, que ahora tendrá que decidir cómo reestructura la parte deportiva de la franquicia. ¿Seguirá Pelinka? ¿Se buscará un nuevo director de operaciones con un perfil alto? Muchas decisiones que tendrán que llegar en las próximas semanas.

El draft, primera parada

La cita de junio será una de las primeras paradas del verano laker. A día de hoy poseen su primera ronda, una elección que será de puestos de lotería y cuyo valor dependerá mucho de lo que suceda en la propia lotería, que determinará la elección final. Si no tienen excesiva suerte en ese sorteo, su elección debería estar sobre el número 10. Un draft al que llegan sin elecciones de segunda ronda (están traspasadas ), pero que puede cambiar el panorama si hay suerte en el sorteo y se convierte en un top 3. Bien para elegir un talento mejor, o bien para buscar un traspaso.

Mucho espacio salarial

Los Lakers llegan al verano con mucho espacio salarial disponible (solo 65 millones comprometidos), aunque por el camino también tendrán que decidir sobre el futuro de varios jugadores relevantes: Rondo, Caldwell Pope, Bullock, Lance, McGee… En un mercado veraniego con importantes nombres, también hay varias franquicias que van a buscar megaestrellas entre los agentes libres (lectura recomendada: ¿hacia dónde van los Knicks). Los Lakers deben apostar fuerte y confiar en la capacidad de atracción de LeBron James para poder rodearle de más estrellas, bien sean agentes libres o mediante traspasos, e intentar acertar en los complementos, algo que no ha sucedido este año (falta de tiradores, exceso de jugadores con balón, problemas en la defensa del aro…)

¿Y qué pasa con los jovenes?

Es una de las preguntas que deja en el aire la temporada de los Lakers, en la que jugadores como Brandon Ingram, Lonzo Ball, Kyle Kuzma o Josh Hart han alternado luces y sombras. En función de lo que ocurra en el mercado, no sería extraño que fueran utilizados en posibles traspasos. Ahí volverá a aparecer el nombre de jugadores como Anthony Davis, aunque después del sainete que se vivió en el cierre del mercado de febrero, parece complicado que ahora se facilite su salida a los Lakers.