“Estamos buscando estrellas. Y sentimos que podemos dar activos tan buenos como los de cualquier otra franquicia, si no mejores, para hacernos con una estrella disponible”.

La frase, pronunciada el pasado mes de Diciembre por el General Manager de los Phoenix Suns, Ryan McDonough, vuelve a estar de máxima actualidad. Y es que a menos de tres semanas para el Trade Deadline (20 de Febrero), fecha límite para el mercado de traspasos en la NBA, comienza a generarse revuelo. Y, cómo no, uno de los jugadores con el que su futuro más se va a especular es Pau Gasol. Un expiring apetecible (19.3 millones de dólares) y a la vez un potencial salto cualitativo para cualquier aspirante.

Según informa la ESPN, los Suns estarían buscando activamente hacerse con los servicios del ala-pívot español antes del cierre de mercado. El motivo para la franquicia de Arizona es claro: Gasol puede darles un salto de calidad en su juego interior sin comprometer además su futuro salarial, ya que el de Sant Boi es agente libre sin restricciones este próximo verano.

Phoenix, una de las grandes revelaciones de la NBA durante el presente curso, está en posiciones de Playoffs y podría hacer crecer aún más su rendimiento con la llegada de Gasol, un foco interior de gran nivel que potenciaría los recursos de Jeff Hornacek. Con un juego exterior frenético y que causa sensación, con Goran Dragic y el ahora lesionado Eric Bledsoe al mando, los Suns tienen en su juego interior (y especialmente en el rebote) su mayor problema. Así, Pau Gasol podría resultar un factor clave en corregir esta laguna y desarrollar aún más un proyecto al alza.

¿Qué podrían dar a cambio de Gasol los Suns? Todo señala a Emeka Okafor, lesionado y cuyo contrato (14.5 millones de dólares) también expira también al final de la presente temporada. Y, por supuesto, rondas del próximo Draft. Phoenix podría llegar a tener hasta cuatro primeras rondas en el sorteo (dependiendo de los registros de Minnesota, Indiana y Washington), por lo que el elemento diferencial del trato está en saber qué querrían los Lakers y qué estarían dispuestos a ceder los Suns. Para los Lakers, la posible salida de Gasol posee un tono económico y de construcción de futuro. Para los Suns, puede suponer un lujo deportivo que no altera sus planes salariales.

El interés por el Draft puede marcar la diferencia en el futuro inmediato de Pau Gasol. Phoenix podría resultar una opción más que atractiva para el español, al menos hasta el final de la presente campaña. Motivación de jugar la fase final y nuevas ilusiones en un equipo joven y con poco que perder.