Hablamos de Michael Jordan.

Los Charlotte Hornets superaron por 108-107 a los Pistons. Los Hornets se pusieron dos puntos por delante a falta de 0.3 segundos. Fue una canasta de Jeremy Lamb que provocó la locura en el pabellón y la de su compañero Monk, que entró a la cancha estando en el banquillo.

El momento:

A Jordan no le gustó esto porque le pitaron una técnica y así fue la reprimenda que echó al propio Malik: