En las profundidades de la NBA, las arquitecturas financieras de las franquicias buscan exprimir al máximo las posibilidades que les ofrecen los límites salariales y las opciones que tienen para mejorar sus plantillas. Una serie de condicionantes que nos dejan historias curiosas como la que está viviendo Patrick McCaw.

Les situamos para intentar explicarlo. Jugador en su tercera temporada en la NBA. Las dos primeras, en los Golden State Warriors, y con ellos era agente libre restringido. Aparentemente, los de la Bahía tenían cierto interés en renovarle o igualar las propuestas que les llegaran por él, lo que complica su mercado, hasta el punto de que la oferta real llega la semana pasada, de los Cavs.

Los Cleveland Cavaliers le ofrecen un contrato de 6 millones por dos temporadas. No garantizados. Teniendo en cuenta que los Warriors están por encima de los límites salariales, igualar esa oferta les costaría casi el doble, unos 11 o 12 millones de dólares. Y no lo hacen. Dejan marchar a Patrick McCaw, pierden sus derechos y este escolta de 23 años llega a los Cleveland Cavaliers.

La historia ha dado un nuevo giro de guión cuando los Cavaliers han anunciado que cortan a Patrick McCaw, después de solo 3 partidos con los de Ohio jugando una media de 17 minutos. Es cierto que su rendimiento no ha sido brillante (2,3 y 0 puntos), pero parecía que la apuesta era más a largo plazo… y todavía puede serlo.

Este giro de los acontecimientos puede responder a dos motivos, pero la conclusión es la misma: ahora McCaw ha dejado de ser agente libre restringido para ser agente libre normal y puede firmar lo que quiera con quien quiera. Esas dos posibles explicaciones van por dos vías que pueden ser paralelas. Por un lado, puede tratarse de un ‘favor’ de los Cavs al agente de McCaw (Bill Duffy, de BDA). Es decir, ayudarle con una oferta alta que los Warriors no fuesen a igualar para después cortar al jugador y que tenga total libertad sobre su futuro. En principio nada ilegal y que serviría para desbloquear su situación como agente libre restringido.

La segunda teoría es incluso más rocambolesca, y puede ir encaminada hacia un interés real de los Cavs por ese jugador, pero no al precio en el que lo firmaron. Es decir, lanzan una oferta alta para evitar que los Warriors la igualen, lo cortan y lo firman por menos dinero si ninguna otra franquicia reclama al jugador. Esto teniendo en cuenta que de verdad les interese el jugador, porque puede suceder una tercera teoría: que le corten y no quieran saber más de él porque ha dejado de interesarles. En cualquier caso, los Cavs han decidido ejercer el corte ahora, ya que a partir de ayer los contratos en vigor de muchos jugadores pasan a ser garantizados y este era el caso que iba a suceder con Patrick McCaw.

El último giro ha llegado en forma de protesta de los Warriors, que han pedido a la NBA que investigue la maniobra de los Cleveland Cavaliers por si hubiera algún tipo de acuerdo no legal entre los Cavs y McCaw para sacarle de los Warriors y convertirle en agente libre, lo que acarrearía multas para la franquicia y también para el jugador si se dictamina ‘cómplice’.