“No te pagan un millón de dólares por pases con las dos manos y al pecho”.

Eran palabras de Pete Maravich. Uno de los mayores genios jugando al baloncesto de la historia. Un innovador y un talento fuera de registro al que no solo le bastaba hacerlo bien, trataba siempre de hacerlo también bonito. Hoy se cumplen 31 años de la muerte de ‘Pistol’, que falleció con solo 40 años de edad y de un ataque al corazón.

¿Cómo de bueno era pasando Maravich? En una época donde el baloncesto era muy diferente, su talento sobresalía enormemente.

Para muestra, este espectacular vídeo: