Milwaukee ganó los dos primeros partidos de las Finales del Este ante los Raptors, por un acumulado de 30 puntos. Parecía con un pie en la última eliminatoria del año… pero la visita a Toronto ha resultado dura para los Bucks. Toronto ha igualado la serie (2-2) y ha cambiado las sensaciones. En ellas, Marc Gasol y Serge Ibaka aparecen como factores clave.

Los Raptors se llevaron agónicamente el tercer partido, decisivo para sobrevivir, pero el cuarto dejó ver su mejor cara. En el partido con menos puntos de Kawhi Leonard en la eliminatoria (19 puntos y solo 13 tiros de campo), Toronto supo cómo apoyar más a su líder. ¿Qué ha cambiado?

El despertar del banquillo fue muy valioso, con Norman Powell volviendo a dar ese impacto ofensivo (37 puntos desde el banquillo en los dos partidos de Toronto) que le está faltando a Danny Green y Fred VanVleet ‘recuperando sus poderes’. Esto es, castigando en ataque (13 puntos) más que en todos los duelos anteriores (10 entre los tres).

La defensa también. Toronto ha encontrado forma de construir un sistema óptimo ante Giannis Antetokounmpo a media pista, con el defensor primario esperándole para evitar su penetración (la clave de su juego porque desde ahí finaliza o da el pase si recibe segundas marcas) y un par de defensores más pendientes de cerrar el paso si trata de lograrlo. El famoso ‘muro’ que se necesita ante el griego, está funcionando a media pista.

Pero dentro de esas claves aparecen también Marc Gasol y Serge Ibaka.

Marc Gasol

  • Partidos 1 y 2: 8 puntos (3/20 en tiros de campo, con 2/9 en T3) y 6 asistencias.
  • Partidos 3 y 4: 33 puntos (11/21 en tiros de campo, con 7/14 en T3) y 14 asistencias.

El catalán está participando más en ataque y siendo más agresivo desde el triple.

  • Partidos 1 y 2: 60 toques partido (37 en el frontcourt y solo uno en el poste bajo).
  • Partidos 3 y 4: 74 toques/partido, tope del equipo (52 en frontcourt y 3.5 en poste bajo).

Marc es pieza clave para castigar la estructura de Milwaukee, que protege su zona pero alimenta el espacio rival desde el triple, incluso invitándole a lanzar. Es algo que sucede especialmente con el cinco y está, ahora sí, aprovechando. Dos de cada tres tiros que ha lanzado en casa en esta serie son triples. En el cuarto partido de la serie anotó tres de sus seis intentos desde la larga distancia, un acierto que si se mantiene causará verdaderos quebraderos de cabeza a la defensa de los Bucks.

Lopez da mucho espacio al cinco rival para tirar. Marc puede aprovecharlo:

Otra muestra:

Y cuando no lanza su impacto desde el pase es mucho mayor. Evitar el heroball de Kawhi Leonard (encomendarse solo a él en ataque) pasa en buena medida por lograr que Lowry y Marc sean más agresivos, tanto en su anotación como a la hora de buscar el desequilibrio para que un compañero anote. Y Marc ha pasado a ser, por primera vez desde su llegada a los Raptors, básico en el plan ofensivo.

Durante los dos partidos disputados en Toronto Marc Gasol ha vuelto a convertirse en el pilar en el que se sostiene todo el ataque de un equipo por primera vez desde sus mejores años en los Memphis Grizzlies. En el cuarto partido, de hecho, lideró a su equipo en asistencias. Y no solo es Marc: los Raptors parecen haberse dado cuenta de que en ataque la única manera que tienen de romper el muro de los Bucks es basar su juego en la IQ de Gasol, Kyle Lowry y Kawhi Leonard.

Maximizar a Marc Gasol está dando réditos, algo que explicaba bien Powell tras el cuarto encuentro, a Kevin Arnovitz en ESPN:

“Kawhi absorbe mucha atención, abre mucho espacio para el resto en el lado débil y estamos intentando aprovecharlo a través de Marc. Creo que hizo un trabajo fenomenal rompiendo la defensa cuando tenía el balón”.

Por diseño, la defensa de los Bucks ha elegido tratar a Marc Gasol como un punto débil del ataque de los Raptors, dándole espacio para lanzar. Y los Raptors han decidido aprovecharlo dando protagonismo al pívot, ya sea creando desde el poste alto o lanzando desde lejos.

Sí, la serie está en manos de Giannis Antetokounmpo y Kawhi Leonard, pero en los dos últimos partidos hemos comprobado que Marc Gasol también puede decantar la balanza.

Serge Ibaka

  • Partidos 1, 2 y 3: 17 puntos (-24 acumulado en pista, todos los partidos en negativo)
  • Partido 4: 17 puntos (+24 acumulado en pista, +51 en Net Rating)

Ibaka no tiene el talento como generador de Gasol pero es muy importante por dos motivos: primero, interpreta bien situaciones de pick&pop con los bases de los Raptors, que le sirven situaciones de media distancia en las que suele castigar; y segundo, su movilidad defensiva es clave para formar el muro contra Giannis, ya que a menudo Ibaka es uno de esos dos defensores secundarios que trata de ayudar al que marca directamente al griego.

Ibaka es muy peligroso desde el midrange y se entiende bien con Lowry:

Otro ejemplo, esta vez abriéndose para recibir de VanVleet:

Su rotación con Gasol como cinco permite dar aire al banquillo y su producción es necesaria para los Raptors. Cada vez que ha anotado más de 10 puntos en estos Playoffs, su equipo ha ganado. Y no es casual. Ibaka puede ser un martillo anotador desde el banquillo cuando juega con la intensidad y eficacia del cuarto partido, en el que anotó 10 puntos y capturó 7 rebotes en sus 10 primeros minutos en la cancha.

Además, se da el caso de que ya sabe lo que es remontar un 2-0 adverso en Playoffs, una situación que suele darse muy poco (solo el 7% de los equipos que arrancan 2-0 abajo una serie acaban ganándola). Ibaka lo logró, como miembro de los Thunder, en el año 2012. Fue ante los Spurs y también en Finales de Conferencia.

Otra faceta en la que Ibaka puede ser diferencial es el rebote, y así fue en el cuarto partido de la serie. Durante los tres primeros cuartos los Raptors llegaron a recuperar el 31% de sus fallos a través de rebotes ofensivos logrados en buena parte gracias a la aportación de Ibaka. Ante un equipo tan físico como los Milwaukee Bucks el perfil de Ibaka cobra importancia para igualar la pelea del kilo por kilo.

La serie entre Milwaukee Bucks y Toronto Raptors se ha puesto 2-2. Como se suele decir, ahora tenemos por delante una eliminatoria al mejor de tres, en la que los Bucks continúan teniendo el factor cancha a favor a pesar de las sensaciones del último partido.

Si Toronto quiere completar la remontada será necesario replicar el éxito de los partidos jugados en su casa. Y para ello tanto Marc Gasol como Serge Ibaka han demostrado ser fundamentales.