Puede que ya hayamos visto el último partido de Tony Parker en la NBA. El base francés dio una entrevista recientemente en el programa francés de televisión C’a Vous, y habló abiertamente sobre la posibilidad de su retirada.

“Está al 50%, no he tomado la decisión final aún”, dijo Parker según las transcripciones de BeBasket y Eurohoops. “Le dije a la franquicia que les daría una respuesta en junio. Realmente tengo dudas. No tengo ya nada más que demostrar, y quiero pasar tiempo con mi familia. Pero también hay otra parte de mí que quiere continuar para una última temporada. Además habrá un partido de la NBA en Francia, en París, la próxima temporada, y será un evento precioso”.

Ese puede ser uno de los factores importantes a la hora de convencer a Parker de que continúe una campaña más. El próximo 20 de enero de 2020 París acogerá un partido de temporada regular entre Charlotte Hornets y Milwaukee Bucks, y si Parker continúa en los Hornets (o ficha por los Bucks) podría participar en el primer partido de temporada regular celebrado en Francia de la historia.

Tony Parker no se muerde la lengua. Mensaje a la FIBA por las ventanas y… ¿falta de respeto a sus compañeros?

Parker, que ha sido cuatro veces campeón de la NBA y una vez MVP de las Finales con los San Antonio Spurs, se perdió los Playoffs por primera vez en la 2018-19, su debut con los Charlotte Hornets. Y eso reconoce que podría ser lo que le lleve a colgar las botas: la falta de competitividad.

“Durante toda mi vida he jugado para ganar campeonatos. Con Charlotte siendo un equipo de la mitad de la tabla, a veces uno tenía problemas para levantarse motivado por las mañanas“, reconocía Parker en la entrevista. “He pasado 17 años en San Antonio, y al principio de cada una de las temporadas realmente pensaba que teníamos una oportunidad de ganar el anillo”.

Si Tony Parker cumple la palabra dada a los Hornets, a lo largo del mes de junio deberíamos saber si continúa un año más o si cuelga las botas definitivamente.