Milos Teodosic quiere volver a Europa. El serbio está perdiendo la paciencia en los Clippers, en la que es su segunda temporada en la NBA. La franquicia está rindiendo a gran nivel en este inicio de campaña pero Teodosic no está teniendo minutos. Sólo ha participado en 8 partidos, menos de la mitad, con una media de 10 minutos por duelo. En declaraciones a ‘Glasamerike’, que recoge también ‘Sportando’, confiesa su estado de ánimo.

“Francamente es difícil para mí acostumbrarme a esto, pero lo estoy intentando. Estoy sano y sin lesiones, veremos qué ocurre la próxima temporada”, expresó sobre cómo está llevando su limitadísima participación este curso. “Creo que no seguiré en la NBA. He visto cómo es y en cierta manera disfruto más jugando en Europa. Definitivamente volveré a Europa, ya sea durante esta temporada o cuando acabe. Lo veremos”, explicó.

¿Por qué no está asentándose Teodosic en los Clippers?

El curso pasado, con multitud de lesiones en el perímetro del equipo, el serbio logró un hueco y rindió bien. Disputó 45 partidos, 36 de ellos como titular, aportando 9.5 puntos y 4.6 asistencias en 25 minutos de media. En ellos anotó además 2 triples por encuentro, con un 38% de acierto.

Más allá de esos promedios, Teodosic se dejó notar. Los Clippers fueron 3 puntos mejores (por 100 posesiones) que el rival con él en pista y 1.4 peores cuando no lo estuvo. Y cuando jugó (teniendo además buena presencia de minutos en pista) el récord del equipo fue de 29-16, un fantástico registro en el Oeste.

Esta temporada el escenario está siendo diferente. Patrick Beverley se encuentra sano. Y está teniendo minutos. Y los Clippers apostaron en el Draft por un base como Shai Gilgeous-Alexander, que también está teniendo protagonismo. Entre los dos (uno especialista defensivo y el otro apuesta de futuro de la franquicia) están absorbiendo los minutos en el puesto de uno. Con Avery Bradley y Lou Williams también sanos y disponibles en la posición de dos, el hueco para el serbio está siendo muy limitado. Los Clippers están reconstruyendo y no cuentan con darle mucho peso a un base veterano que no va a marcar su futuro.

Los escasos 82 minutos que ha disputado este curso ha dejado buenas sensaciones, con excelentes tramos del equipo y un diferencial de puntos bastante positivo (+47 sobre el rival en esos 82 minutos). Pero con 31 años, Teodosic fue a la NBA para jugar. Y en unos Clippers muy por encima de las expectativas en este inicio, con toda su rotación además sana, se está encontrando con un panorama poco sugerente para él. De ahí que, si todo sigue así, podamos ver al genio serbio de nuevo en el baloncesto europeo, donde seguro que no le faltarán pretendientes de primer nivel, aunque seguramente con un contrato bastante inferior a los 6.3 millones que percibe este año.